Los bebés prematuros tienen necesidades de alimentación especiales. Más información sobre sus necesidades de alimentación.

 

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé.

¿En qué se diferencia la alimentación de un bebé prematuro?

Cuando un bebé nace prematuramente:

  • Para empezar, el bebé puede ser demasiado pequeño o estar demasiado enfermo para darle el pecho. Mientras el bebé se encuentre en la unidad de cuidados neonatales del hospital es posible que te soliciten la extracción de leche materna, que se podrá administrar al bebé por medio de un tubito. Un tubito fino se pasa por la nariz o la boca hasta llegar al estómago; no le causará ningún daño. Gradualmente, a medida que se desarrolle y fortalezca, se le podrá dar el pecho
  • La leche materna ayudará a que madure su sistema digestivo, vulnerable por ser un bebé prematuro, y a combatir las infecciones. Su estómago digiere con mayor facilidad la leche materna que las fórmulas infantiles. Contiene, además, hormonas y factores de crecimiento que ayudan a que el bebé crezca y se fortalezca
  • Aun cuando el bebé no esté todavía en condiciones de mamar, deberás extraer leche materna con el fin de aumentar su producción. El personal de la unidad neonatal podrá aconsejarte sobre la manera de aumentar la producción, estimular el flujo y extraerla. Siempre que tengas dudas o preguntas, debes solicitar ayuda
  • El médico puede sugerir que el recién nacido necesita otro tipo de leche que la materna. En algunos hospitales se incorporan suplementos si la madre no es capaz de producir suficiente leche para el bebé, especialmente si ha estado enferma o ha tenido que esperar un tiempo antes de empezar la extracción. En ocasiones, en algunos hospitales se utilizan fortificantes, que contienen una mezcla de minerales, vitaminas y proteínas
  • Cuando no se dispone de leche materna de la madre o de una donante, se puede utilizar una fórmula infantil hasta que la madre produzca leche suficiente

Cuando el bebé prematuro llega a casa:

  • Si amamantas al bebé en casa, es probable que hayas empezado este proceso durante su estancia en el hospital
  • Si el bebé se alimenta con fórmula infantil, dispondrás de un tipo de leche especial, formulada para bebés prematuros o enfermos. El pediatra te aconsejará el tipo de leche más adecuado para el bebé
  • Procura seguir exactamente las indicaciones cuando utilices en casa leche en polvo. Si tienes cualquier duda sobre la alimentación del bebé, consulta con el pediatra

 

Importante: la decisión de suspender la lactancia materna puede ser difícil de invertir y la incorporación de la alimentación parcial con biberón puede reducir la producción de leche materna. Las ventajas en el aspecto económico de la lactancia materna se deben considerar antes de iniciar la alimentación con biberón. Cualquier error en el seguimiento de las indicaciones de preparación puede ser perjudicial para la salud del bebé. El pediatra te asesorará perfectamente sobre el cuidado y la alimentación del bebé, así como sobre la incorporación de alimentos adecuados a la dieta a medida que crezca. Las fórmulas infantiles para bebés prematuros siempre se deben utilizar bajo supervisión médica.