Más de la mitad de todas las mujeres embarazadas presentan síntomas de ardor intenso de estómago, especialmente en el segundo y el tercer trimestre. Aunque nunca hayas tenido ardor de estómago antes del embarazo, puede que ahora te des cuenta de que algunos alimentos o situaciones te lo provocan.

 

 

¿Por qué el embarazo te hace propensa al ardor de estómago?

Los alimentos descienden por el tubo digestivo (el esófago) hasta llegar al estómago. Existe una válvula muscular que conecta estas dos partes del tubo digestivo y su función es retener los alimentos donde deben estar. Sin embargo, los cambios hormonales que tienen lugar durante el embarazo pueden hacer que esta válvula se relaje y permita que los ácidos del estómago suban al esófago e irriten la delicada mucosa que lo recubre. En muchas mujeres embarazadas, el ardor de estómago es especialmente prevalente en el tercer trimestre, cuando el bebé en crecimiento y el útero ocupan el abdomen y empujan hacia arriba los ácidos del estómago.

Ayuda para el ardor de estómago durante el embarazo

  • Habla con tu médico o comadrona si tienes molestias después de comer y beber. Es posible que te sugieran algunos de los cambios siguientes en tu dieta y tus hábitos de vida para que puedas disfrutar comiendo y seguir recibiendo la mejor alimentación posible para el desarrollo de tu bebé
  • Haz que tus comidas sean menos copiosas y más frecuentes, en lugar de comer más cantidad tres veces al día
  • Come despacio y siéntate erguida cuando comas para aliviar la presión sobre el estómago
  • Bebe menos durante las comidas, porque si bebes grandes cantidades puede aumentar el riesgo de reflujo de ácidos y ardor de estómago
  • Elimina todo aquello que te produce ardor de estómago; los culpables más frecuentes son alimentos ricos o grasos, los platos condimentados, las bebidas que contienen cafeína como café, té y colas, los zumos de frutas, el alcohol y el tabaco
  • Bebe un vaso de leche
  • No te tumbes directamente después de comer; espera al menos tres horas antes de irte a la cama
  • Haz que el cabecero de la cama esté más alto que los pies o utiliza más almohadas para levantarte la cabeza y los hombros y ayudar así a evitar que los ácidos del estómago suban al esófago
  • Utiliza ropa holgada; la ropa ceñida puede aumentar la presión en el estómago y el abdomen
  • Evita el estreñimiento; toma una dieta rica en fibra, abundante en cereales integrales, pan integral y frutas y verduras, practica ejercicio con regularidad y bebe mucha agua
  • Consulta a tu médico sobre el uso de medicamentos de venta sin receta, que generalmente son seguros de utilizar durante el embarazo. Es posible que los antiácidos líquidos te resulten más eficaces para aliviar el ardor de estómago, porque recubren el esófago. En los casos más graves, tu médico podría prescribirte medicamentos que son seguros de tomar durante el embarazo para aliviarte el ardor de estómago. Recuerda que debes tratar de seguir una dieta variada y equilibrada para proteger tu salud y la de tu bebé

 

ADVERTENCIA IMPORTANTE: La leche materna es la mejor nutrición para los lactantes. La decisión de suspender la lactancia materna puede ser difícil de revertir y la incorporación de la alimentación parcial con biberón puede reducir la producción de leche materna. Cualquier error en el seguimiento de las indicaciones de preparación puede ser perjudicial para la salud del bebé. Los padres deben recibir siempre el asesoramiento de un profesional sanitario independiente sobre la alimentación de su bebé. Los productos de Mead Johnson deben utilizarse bajo supervisión médica.