Las embarazadas y las madres que dan el pecho necesitan ciertos nutrientes para construir una base sólida para el desarrollo de su bebe. Por ello, compartimos aquí unas deliciosas recetas que incorporan estos nutrientes. 

Con la comodidad de las judías enlatadas, las espinacas ya lavadas y el queso ya rallado, puedes incorporar fácilmente calcio a tu dieta. Aprende más sobre el calcio.

 

Burrito de queso y judías (plato sin carne)

  • Tiempo de preparación: 8 minutos
  • Tiempo de cocinado: 15 minutos
  • Cantidad: 4 raciones

Los burritos al horno son una cena rápida que puede disfrutar toda la familia. 

Ingredientes

1 frasco judías pintas, escurridas y lavadas (540 ml)
50 ml salsa de tomate suave o picante
15 ml condimento para tacos
4 tortillas de trigo integral bajas en grasas, grandes (de tamaño de burrito)
325 ml queso cheddar suave bajo en grasa, rallado (pasteurizado)
500 ml brotes de espinaca lavados
125 ml crema agria sin grasa o baja en grasa (pasteurizada)
50 ml cebollino picado

Preparación

  1. Precalentar el horno a 180 ºC
  2. En un bol mediano, mezclar las judías, la salsa y el condimento para tacos; pasar por un pasapurés o aplastar con un tenedor hasta obtener un puré grueso
  3. Colocar las tortillas en la encimera. Con una cuchara, poner la cuarta parte de la mezcla en el centro de cada una. Poner encima 75 ml de queso, seguidos de 125 ml de hojas de espinaca lavadas
  4. Doblar los extremos de cada tortilla hacia dentro y enrollar. Colocar con el borde hacia abajo en una bandeja de horno sin engrasar. Cubrir sin apretar con papel de aluminio y hornear durante 15 minutos o hasta que se derrita el queso
  5. Servir con un poco de crema agria por encima y espolvorear con cebollino