La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé, pero cuando esta no es posible se puede utilizar una leche en fórmula como sustituto.

Aunque lo mejor es darle a tu bebé el biberón nada más prepararlo, muchos padres consideran su posible conservación, lo que los lleva a preguntarse cuánto dura la leche en fórmula una vez preparada. Antes de proporcionarle este tipo de alimentación al bebé, es importante haber leído las instrucciones de preparación y almacenamiento del producto, pues saber cuánto dura la leche en polvo una vez preparada es fundamental a fin de garantizar la seguridad del bebé.

Si tienes dudas al respecto, sigue leyendo este artículo, donde te lo explicamos con detalle.

Por qué es importante seguir las instrucciones de almacenamiento y preparación de la leche para bebés 

Durante su primer año de vida, el niño cuenta con un sistema inmune frágil. Por ello, además de respetar las instrucciones de preparación, conservación y almacenamiento de la leche de fórmula, es indispensable limpiar y desinfectar con agua hirviendo durante un minuto todos los utensilios que vas a utilizar para preparar los biberones, incluido el propio biberón.

Asimismo, antes de preparar la leche de fórmula de tu bebé, deberás lavarte y secarte las manos cuidadosamente, a fin de mantener al máximo la higiene. Es aconsejable tener una zona especial de la cocina para llevar a cabo las preparaciones de los biberones, la cual también deberás limpiar cuidadosamente. De este modo, te asegurarás de que esta área siempre esté limpia y perfecta para preparar el alimento de tu bebé.

Además, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Consulta la fecha de consumo preferente: antes de preparar el biberón, comprueba la fecha de consumo preferente de la leche de fórmula.
  • Comprueba el estado de la lata: cerciórate de que la lata de leche en polvo no contenga abolladuras. Los golpes y las deformidades pueden indicar que la capa interior está agrietada y, por ende, que el alimento ha estado en contacto directo con el exterior.
  • Mezcla la leche con agua: para preparar el biberón, además de elegir la fórmula infantil adecuada, deberás mezclar la leche con agua para obtener la cantidad justa que tu bebé necesita.
  • Esteriliza los objetos: antes y después de utilizar los objetos que emplees en la preparación del biberón, asegúrate de limpiarlos adecuadamente.
  • Agua caliente para la tetina: para lavar la tetina, utiliza agua caliente y cepillos especiales para su correcta limpieza, aunque también se puede utilizar el lavavajillas.
  • Lávate las manos: antes de preparar el biberón, límpiate bien las manos para evitar posibles contagios de virus o bacterias.
  • Limpia la tapa: antes de abrir tu leche de fórmula, limpia la tapa de la lata, a fin de eliminar el polvo y otros posibles agentes.
  • Sigue las instrucciones de preparación: las encontrarás en el envase. Piensa que agregar poca agua podría acabar provocando deshidratación y, en cambio, añadir demasiada leche podría ocasionar efectos no deseados para la alimentación del bebé. Atender a las medidas justas según su peso y edad garantizará una correcta nutrición.
  • Pasada 1 hora: si el bebé no se ha terminado la toma tras 1 hora, tira la leche en fórmula para evitar que se contamine. Lo recomendable es preparar un nuevo biberón.

Recuerda que es importante seguir al pie de la letra las instrucciones para contribuir con el crecimiento saludable del pequeño.

Cuánto dura la leche en fórmula una vez preparada

Saber cuánto dura la leche en fórmula una vez preparada es fundamental para llevar un control exhaustivo de lo que está tomando el bebé. Por ello, no se recomienda dejar la leche en fórmula preparada a temperatura ambiente por más de 2 horas.

Cuando se presentan temperaturas más elevadas es todavía más importante seguir esta recomendación. Las fórmulas no pueden prepararse con antelación y trasladarse de un lugar a otro sin cuidado, dado que podrían contaminarse y, en consecuencia, dañar al bebé. Recuerda que la leche en polvo infantil no es estéril, por lo que debe prepararse y consumirse al momento. Lo que sobre de la toma, habrá que tirarlo. Además de estos consejos, te recomendamos:

  • No dejar la leche a temperatura ambiente tras haber sido preparada por más de 2 horas.
  • Nunca congeles la fórmula ya preparada.
  • No dejes los biberones preparados en la nevera por más de 24 horas. La temperatura del frigorífico debe estar entre 2 y 4ºC.
  • Lo más recomendable y seguro es consumir la leche en fórmula inmediatamente tras su preparación.

En el envase de Enfamil Premium 2, encontrarás paso a paso los consejos sobre la preparación y conservación de la leche. Si quieres obtener más información, puedes consultar nuestro artículo cómo preparar un biberón.

¿Te ha gustado este artículo? Entonces te invitamos a registrarte en el Club Enfamamá para acceder a información de calidad para que puedas acompañar a tu bebé en cada etapa. ¡Apúntate!