Descubre qué movimientos preliminares está desarrollando tu bebé de 5 meses para gatear.

 

 

Desarrollo cognitivo y motor

A esta edad, muchos bebés se muestran extremadamente interesados en gatear. Su visión mejorada les permite ver todavía más, les empuja a explorar su entorno y a desarrollar su movilidad independiente. Los movimientos preliminares pueden empezar con "nadar" en el suelo o pivotar tumbado boca abajo. Este tipo actividad fortalece el cuello, los hombros y los músculos de la espalda y les preparara para gatear. A medida que adquieren un mayor control de la cabeza, puede que sean capaces de sostenerla sin que se le caiga, aunque todavía les bailará un poco. Los bebés son increíblemente flexibles, lo que pueden demostrar agarrándose los dedos de los pies y llevándoselos a la boca.

La mayoría de las conductas reflexivas preliminares en respuesta a estímulos han desaparecido a esa edad. Sin embargo, todavía seguirá siendo normal su presencia hasta el mes 5:

  • Reflejo de búsqueda: Si tocas o rozas la mejilla de tu bebé con el dedo, el pezón o la tetina, girará la cabeza en esa dirección y abrirá la boca para "engancharse". Este reflejo ayuda al bebé a encontrar el pecho o el biberón y empezar a alimentarse
  • Reflejo de succión: Cuando algo toque sus labios o su paladar, el bebé empezará a succionar. De esta forma se estimula la deglución y el bebé se calma. Los bebés tienen también el reflejo de llevarse la mano a la boca junto con el reflejo de engancharse al pecho y succionar y pueden chuparse los dedos o las manos
  • Reflejo de sobresalto: Ya experimentaste sus primeros movimientos reflejos de sobresalto con sus patadas en el útero. Estos movimientos repentinos y bruscos y el llanto como respuesta a ruidos fuertes o movimientos rápidos desaparecen en 5-6 meses
  • Reflejo de prensión: Coloca un dedo en la palma de una de las manos de tu bebé, o en la planta de uno de sus pies y te lo agarrará con fuerza. La fuerza de un recién nacido puede ser sorprendente

Tu bebé cada vez es más capaz de centrar su atención en un juguete e ignorar las distracciones, lo que le permite concentrarse en el juego y aprender. A medida que adquiere más conciencia de su entorno, es posible que se sienta frustrado por lo que todavía no puede hacer.

¿Por qué es importante la alimentación?

El pediatra es quien mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu bebé.

Todos los nutrientes son importantes, pero con algunos de ellos conviene poner especial atención a fin de que el niño reciba una cantidad suficiente para su desarrollo, como es el caso del DHA. La ingesta materna de DHA favorece el desarrollo ocular normal del bebé alimentado al pecho. El DHA es un tipo de ácido graso omega-3 que está presente en la leche materna. Forma parte natural de la dieta del bebé. Cuando nazca el bebé, recibirá el DHA de la leche materna, por lo que conviene que sigas tomando pescados azules como salmón, atún o caballa, o suplementos.