Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan diariamente cantidades adecuadas de nutrientes esenciales para favorecer el crecimiento y el desarrollo. Conoce mejor el DHA (omega-3, un ácido graso).

 

¿Cuál es su función?

El DHA es un ácido graso omega-3 específico presente en la leche materna. Forma parte natural de la dieta del bebé. La ingesta de DHA por la madre durante el embarazo y el período de lactancia contribuye al desarrollo normal del cerebro y la vista del feto y el recién nacido.

¿Cuánto se necesita?

Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan tomar diariamente 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para adultos (250 mg de DHA y EPA).

El DHA se encuentra de forma natural en el pescado azul. Durante el embarazo, las mujeres deberían comer dos porciones de pescado a la semana, siendo una de ellas pescado azul, como salmón, sardina o caballa, ya que contienen ácidos grasos especiales. Sin embargo, debes evitar comer más de dos porciones de pescado azul a la semana, ya que puede contener contaminantes. Evita también comer marisco crudo y pescado con un contenido elevado de mercurio, como raya, pez espada y marlín. Limita la cantidad semanal de filetes de atún fresco a dos. Los alimentos se deben cocinar completamente para evitar infecciones.

¿Dónde se encuentra?

  • Salmón
  • Sardina
  • Caballa
  • Arenque
  • Suplementos