Si has decidido alimentar a tu bebé con fórmula infantil, o utilizarla como complemento, ha llegado el momento de elegir la fórmula infantil adecuada.

 

La lactancia materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé.

La fórmula infantil para bebés es la única alternativa a la leche materna en los primeros 6 meses de vida del bebé. Si decides alimentar al bebé con fórmula infantil, o utilizarla como complemento de la leche materna, debes elegir una fórmula infantil para bebés que sea adecuada a sus necesidades nutricionales.

Importante: la decisión de suspender la lactancia materna puede ser difícil de invertir y la incorporación de la alimentación parcial con biberón puede reducir la producción de leche materna. Las ventajas en el aspecto económico de la lactancia materna se deben considerar antes de iniciar la alimentación con biberón.

Elección de la fórmula infantil correcta para tu bebé

La fórmula infantil para bebés está especialmente adaptada a sus necesidades nutricionales, y aporta proteínas, lípidos, ácidos grasos esenciales y cantidades precisas de minerales y vitaminas.

En general, las fórmulas infantiles de primera etapa son adecuadas desde el nacimiento hasta los 6 meses como única fuente de nutrición, y las fórmulas infantiles de segunda etapa son adecuadas a partir de los 6-12 meses como parte de una dieta variada.

Las formulas infantiles, independientemente de la marca, están sujetas a reglamentos europeos específicos1. Algunas son más adecuadas para satisfacer necesidades nutricionales concretas: tratamiento dietético del estreñimiento, alergias, regurgitación, cólicos, etc. Los productos destinados al tratamiento dietético de un problema específico se denominan alimentos para usos médicos especiales.

Si tienes dudas acerca de la fórmula infantil adecuada para tu bebé, consulta con el pediatra. Si tienes dudas acerca de la composición de las fórmulas infantiles en lo que se refiere a la edad del bebé o a su tolerancia, consulta con el pediatra.

Puedes confiar en la experiencia nutricional de Mead Johnson

Mead Johnson ha desarrollado la gama de fórmulas infantiles Enfamil para bebés teniendo en cuenta los beneficios de la leche materna. Contiene los elementos esenciales que el bebé necesita para su desarrollo desde el primer día, como el DHA (omega 3), que forma parte natural de la dieta del bebé y está también presente en la leche materna.

Enfamil Premium 2 es adecuada para bebés mayores de 6 meses como parte de una dieta variada. Enfamil Premium 2 es la primera fórmula infantil para bebés con el nivel requerido del 0,3 % de DHA2 (omega 3), importante para el desarrollo visual normal del bebé. La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha reconocido que este porcentaje es adecuado para el desarrollo visual normal de un bebé.3,4,5 La ingesta de ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al desarrollo visual normal de los niños hasta los 12 meses de edad. Este efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 100 mg de DHA.

 

Bibliografía:

  1. Diario Oficial de la Unión Europea: DIRECTIVA 2006/141/CE de 22 de diciembre de 2006 de la Comisión
  2. Contiene un porcentaje mínimo de DHA del 0,3% en el total de ácidos grasos
  3. Diario de la EFSA 2009, 941:1-14
  4. PE: Reglamento (UE) nº 440/2011 de 6 de mayo de 2011 de la Comisión
  5. Se necesitan 100 mg de DHA diarios para que se produzca este efecto