El aceite de palma es el aceite apto para consumo humano más producido en todo el mundo. Las investigaciones independientes no han encontrado ninguna evidencia que vincule el aceite de palma con riesgos potenciales para la salud. Además las fórmulas infantiles se encuentran entre los alimentos más altamente regulados en el mundo. Además de nuestras estrictas normas internas en Mead Johnson, la composición de Enfamil, al igual que todas las fórmulas infantiles, está diseñada para cumplir con los requisitos legales europeos y nacionales para garantizar un contenido nutricional y seguridad adecuados.