Las embarazadas y las madres que dan el pecho necesitan ciertos nutrientes para construir una base sólida para el desarrollo de su bebe. Por ello, compartimos aquí unas deliciosas recetas que incorporan estos nutrientes. 

El cordero es una buena manera de incluir hierro en la cena, especialmente cuando se combina con cereales integrales como el mijo. Aprende más sobre el hierro.

 

Brochetas de cordero con pilaf de mijo

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Cantidad: 4 raciones

El mijo es un cereal integral de cocción rápida con un ligero sabor a nueces, que puede encontrarse en la sección de alimentos naturales. Puede sustituirse por cuscús de trigo integral. 

Ingredientes

8

brochetas de bambú (25 cm)

250 ml

mijo

10 ml

aceite de oliva

625 ml

agua

2 ml

sal

50 ml

perejil lavado y picado

10 ml

comino molido (opcional)

10 ml

cilantro molido o semillas de cilantro molidas (opcional)

1 ml

sal

Un pelizco

pimienta negra molida

500 g

pierna de cordero deshuesada, sin grasa y cortada en trozos de 4 cm; unos 750 g antes de quitar la grasa

24

tomates cherry lavados

Preparación

  1. Colocar las brochetas de bambú en un plato llano y cubrirlos con agua; dejar a remojo
  2. Poner el mijo y el aceite en una cazuela mediana; cocinar a fuego medio-fuerte y remover hasta que esté ligeramente tostado (unos 4 minutos). Añadir agua y sal, y llevar a ebullición
  3. Bajar el fuego, tapar la cazuela y cocer hasta que el mijo esté tierno y haya absorbido todo el líquido (de 25 a 30 minutos). Añadir el perejil lavado y picado y remover. (El pilaf puede guardarse hasta 30 minutos antes de servirlo)