¿Desarrollo social y emocional a los 16 meses de edad? Descubre los hitos en el desarrollo de un niño de 16 meses de edad.

 

 

Desarrollo social y emocional

A medida que vamos cumpliendo años, aprendemos que hay diferentes niveles de intercambio social, desde conversaciones informes con extraños hasta relaciones profundas con familiares y amigos. Este proceso de desarrollo le exige al niño un gran esfuerzo y es la causa de muchas contradicciones. Puede que estés encantada con sus muestras de afecto, para sentirte consternada dos horas después cuando tenga una rabieta porque quiere dos galletas en lugar de una. Es posible que unas veces te pida ayuda para resolver un puzle y otras te rechace con un rotundo "¡No!". No te sorprenda que unos días esté contento y otros lloriquee durante varias horas seguidas.

Tu hijo está empezando a percibir su propio yo (“yo”, “mío”), sus deseos (“tu, ¡ahora mismo!”), y la posibilidad de hablar contigo y de que le entiendas casi todo. Aun así, la rapidez del cambio puede abrumarlo en ocasiones.

Momento difíciles

Desde el punto de vista emocional, este es un momento difícil para tu hijo y también para ti. El niño tiene que aprender a expresarse y requiere su propio espacio, pero necesita también ese regazo seguro que le abrace cuando haya tenido ya libertad suficiente. Tiene que aprender también que algunas de sus conductas son demasiado agresivas o socialmente inaceptables.

Cuando sus necesidades no se vean atendidas, se sentirá frustrado y alterado. Entonces tendrás la difícil tarea de responderle con amor e infinita paciencia para ayudarle a saber dónde están los límites y a controlar sus intensas emociones.

Algunos niños de muy corta edad retroceden a una etapa anterior y reclaman, por ejemplo, su biberón o su chupete después de un acontecimiento que les ha alterado, o cuando su Mamá tiene otro bebé. Esta regresión de la conducta es perfectamente normal y pasará pronto.

¿Por qué es importante la alimentación?

Una alimentación saludable es importante porque proporciona la energía y los nutrientes necesarios para el crecimiento y el desarrollo de tu hijo. A partir de los 12 meses de edad, tu hijo se beneficiará de una dieta variada y saludable cada día a medida que desarrolla sus capacidades cognitivas, lingüísticas y sociales.

Una fórmula láctea infantil de etapa 3, como Enfamil Premium 3, es idónea para niños de 1 a 3 años como parte de una dieta equilibrada y variada. Enfamil Premium 3 contiene una combinación especial de ácido alfa-linolénico (ALA), hierro, calcio, zinc y vitaminas que favorece el desarrollo y el crecimiento normal de tu hijo.

  • El hierro favorece un desarrollo psicomotor normal, así como las funciones cognitivas e inmunológicas
  • El calcio es imprescindible para que los huesos tengan dureza, resistencia y elasticidad
  • El zinc y el ALA* contribuyen a un crecimiento normal

 

*Con una ingesta de 2 g de ácido alfa-linolénico al día.

Advertencia importante: Estas son solo normas orientativas. Ten en cuenta que el desarrollo típico de los niños pequeños es muy variable y que todos ellos alcanzan los hitos del desarrollo en momentos diferentes. Tu pediatra es quien mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu bebé.