Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan diariamente cantidades adecuadas de nutrientes esenciales para favorecer el crecimiento y el desarrollo. Conoce mejor la vitamina D.

 

¿Cuál es su función?

La vitamina D ayuda a fijar en el cuerpo del bebé el calcio y el fosfato, que son necesarios para que los huesos y dientes crezcan sanos. Las mujeres embarazadas suelen tener deficiencia de vitamina D.

¿Cuánto se necesita? 

La ingesta dietética de referencia para las mujeres embarazadas y en período de lactancia es de 200 UI (5 µg) de vitamina D al día.

Teniendo en cuenta que el bebé obtiene la vitamina D que necesita de tu organismo durante el embarazo y la lactancia, se recomienda que tomes un suplemento de vitamina D de 10 microgramos (μg) diarios para garantizar que ambos disponéis de las reservas adecuadas. Consulta con tu médico o nutricionista qué suplemento es el apropiado para el bebé.

¿Dónde se encuentra?

Tu piel produce vitamina D durante la exposición a la luz solar en los meses de verano. El tiempo que necesitas permanecer al sol para producir suficiente vitamina D depende de las personas y de aspectos como el tipo de piel, la hora del día y la época del año. La vitamina D se encuentra de forma natural en el pescado azul y en algunos alimentos enriquecidos con vitamina D:

  • Salmón
  • Caballa
  • Sardina
  • Huevos
  • Carne
  • Margarina enriquecida y cereales de desayuno