Todos los nutrientes son importantes, pero con algunos de ellos conviene poner especial atención para que el niño reciba una cantidad suficiente.

 

¿Para qué sirve?

Aproximadamente el 99 % del calcio total de nuestro organismo se encuentra formando parte de los huesos y los dientes. El calcio es imprescindible para que los huesos tengan dureza, resistencia y elasticidad.

¿Qué cantidad necesita el niño?

Los niños de uno a tres años de edad necesitan 550 mg de calcio al día.

¿Dónde se encuentra?

La leche entera, los derivados lácteos ricos en grasa y las fórmulas lácteas infantiles para la etapa 3 son una buena fuente de calcio. Procura dar a tu hijo tres tomas de leche al día, ya sea bebida o en forma de alimentos lácteos como el yogur o el queso, curado o fresco.

Se puede introducir la leche semidesnatada a partir de los dos años, siempre que el niño coma bien y esté creciendo con arreglo a su edad. La leche desnatada con 1 % de grasa no contiene suficientes grasas para los niños menores de cinco años, por lo que no se recomienda.

Una fórmula láctea infantil de etapa 3, como Enfamil Premium 3, es muy aconsejable para los niños de 1 a 3 años, siempre formando parte de una dieta equilibrada y variada. Enfamil Premium 3 contiene una combinación especial de ALA, hierro, calcio, zinc y vitaminas para favorecer el desarrollo y crecimiento normales de tu hijo.