Infórmate de los hábitos del sueño que puedes esperar durante las primeras semanas.

 

 

 

En las primeras semanas, tu bebé dormirá entre 12 y 20 horas al día, por el día o por la noche, y se despertará cada 2-3 horas para comer.

¿Por qué es importante la alimentación?

El pediatra es quien mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu bebé.

Se tienen que atender las necesidades dietéticas de tu bebé para que pueda disfrutar de una calidad óptima de sueño. Incluso mientras duerme, su cuerpo sigue creciendo y desarrollándose, así que asegúrate de que reciba suficiente cantidad de los nutrientes que necesita como combustible para su crecimiento. Si le estás dando el pecho, recuerda que la calidad y la cantidad de la leche dependen de que tu ingesta de alimentos sea adecuada, por lo que es fundamental que sigas una dieta equilibrada que contenga cantidades suficientes de nutrientes, no solo para tu salud y bienestar, sino también para el desarrollo adecuado de tu bebé.