Si eres como la mayoría de los padres, sin duda ya estás convencida de que tu bebé es un genio, sea cual sea su edad. Pero ¿sabías que tu bebé empezó a aprender el lenguaje mientras estaba en el útero? ¿O que los sonidos que escucha tu bebé antes de nacer pueden apoyar el desarrollo del lenguaje durante la infancia?

 

 

Lo esencial son las sílabas 

Los lactantes aprenden el lenguaje siguiendo un patrón universal relativamente predecible. Aunque su cerebro no esté totalmente formado aún, los recién nacidos ya pueden decir "ba" y "ga" por separado. Esto es crucial para el desarrollo del lenguaje, porque los bebés necesitan aprender qué sílabas tienen un significado en su lengua nativa y cuáles no.

La mayoría de los idiomas se basan únicamente en alrededor de 40 sonidos diferentes, que se mezclan y conjuntan luego para formar palabras. Al principio, tu bebé prestará atención a todos los sonidos, pero pronto descubrirá los importantes que se emplean más a menudo; ni siquiera un ordenador muy avanzado puede hacer esto, lo que hace más asombroso a tu bebé.

Un bebé tardará alrededor de un año en descubrir las sílabas apropiadas. Los investigadores creen que la forma de hablar exagerada que usan los padres de todo el mundo con sus hijos ayuda a los bebés a descubrir qué sonidos son los relevantes, ya que acentúa las sílabas importantes, lo que hace más fácil que los bebés las capten por su frecuencia.

Concentración en los sonidos

Una vez que haya encontrado las sílabas adecuadas, tu bebé comenzará a centrarse únicamente en los sonidos necesarios para entender su lengua nativa y empezará a ignorar los sonidos emitidos en otros idiomas. Esto le ayuda a aprender a hablar, porque le permite concentrarse en el uso de las sílabas para formar palabras y darles significado.

Pero hay una desventaja. A medida que los bebés empiezan a prestar menos atención a las sílabas de idiomas no nativos, pierden gradualmente la capacidad para distinguir las sílabas extrañas; este es el motivo por el que los adultos tienen que esforzarse mucho más que los niños pequeños para aprender un idioma nuevo.

La interacción con la persona que habla es importante para aprender el lenguaje, ya que los niños usan claves visuales y sociales, como seguir la mirada de su madre a las imágenes del libro que les están leyendo para descubrir qué sonidos son mportantes. Así que debes tener en cuenta que cada vez que hables a tu bebé, estará absorbiendo todo tipo de información que necesite para descodificar su lenguaje, aunque no tenga aún mucho que decir.

Consejos para los padres

Muchos factores afectan al desarrollo del lenguaje, pero el modo en que respondas a tu bebé y te entiendas con él ayudará al desarrollo del lenguaje durante estos primeros años tan importantes.

  • Empareja palabras con objetos. El etiquetado ayuda a los bebés a aprender. A veces es más fácil captar la atención del niño si se etiqueta lo que ya es el foco de su interés, en lugar de intentar dirigir su atención a otra cosa
  • Usa palabras para describir tus actos: "Mamá está metiendo la leche en la nevera"
  • Usa palabras para describir los actos del niño: "Estás poniendo el coche azul al lado del coche rojo"
  • Explora libros con tu bebé (los libros de cartón duro son ideales para lactantes y niños pequeños) y usa las palabras de modo que describan la historia
  • Lee a tu bebé! Leer no sólo favorece el desarrollo del lenguaje, sino que crea un momento especial entre tú y tu hijo
  • Habla a tu bebé a menudo. La investigación demuestra que la comunicación frecuente con los lactantes y niños pequeños está directamente relacionada con la cantidad de palabras que aprenden los bebés
  • Representa canciones; por ejemplo, "Si estás feliz y lo sabes, da palmas". El bebé aprenderá a repetir contigo los movimientos de las canciones (y esto puede ayudarle a aprender palabras nuevas)
  • Haz juegos de palabras y canta canciones infantiles. Al hacerlo fomentarás la capacidad del niño para oír y aprender el lenguaje en un contexto lúdico
  • Los niños aprenden relacionándose con los demás y con su entorno. Sólo con que dediques algo de tiempo a jugar con tu bebé, ayudarás a fomentar su desarrollo

Mira quién habla

Aunque cada bebé es diferente, sus habilidades lingüísticas progresan de un modo predecible. He aquí lo que cabe esperar.

  • 0 a 4 meses
    • Comunicación al nacer mediante el llanto, arrullos y gorgoteos sobre todo a los 1 2 meses
  • 4 a 7 meses
    • Balbuceos al principio; sonidos como "ba", "da" y "um" son evidentes
  • 7 a 12 meses
    • Los sonidos se diversifican a gruñidos y chillidos; uso de gestos y signos de comprensión de palabras
  • 12 a 18 meses
    • Las primeras palabras suelen pronunciarse alrededor del primer cumpleaños; el vocabulario aumenta rápidamente con combinaciones de varias palabras
  • 18 a 24 meses
    • Mayor comprensión de las palabras y emisión de expresiones de dos palabras como "mi juguete"

¿Sigues esperando?

Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. No obstante, si a los 18 meses el niño no dice al menos 15 palabras, podrías consultar al médico. Cuanto antes se determine si tu hijo tiene algún problema del habla, antes podrás ayudar a revertirla situación.

 

ADVERTENCIA IMPORTANTE: La leche materna es la mejor nutrición para los lactantes. La decisión de suspender la lactancia materna puede ser difícil de revertir y la incorporación de la alimentación parcial con biberón puede reducir la producción de leche materna. Cualquier error en el seguimiento de las indicaciones de preparación puede ser perjudicial para la salud del bebé. Los padres deben recibir siempre el asesoramiento de un profesional sanitario independiente sobre la alimentación de su bebé. Los productos de Mead Johnson deben utilizarse bajo supervisión médica.