Tu cuerpo pasa por muchos cambios sorprendentes durante el embarazo, pero algunos de estos también pueden causar molestias a veces. Es natural estar preocupada por tu pequeño si aparece cualquier problema, por lo que saber todo lo que pasa durante el embarazo puede ayudarte a estar preparada. Lee más acerca de los síntomas comunes del embarazo y cómo puedes aliviarlos. Recuerda que si tienes alguna duda, tu médico te la aclarará.

Náuseas

Las náuseas y los vómitos (náuseas matinales) son muy comunes en las primeras etapas del embarazo, de hecho, más del 80% de las mujeres experimentan náuseas en las primeras 12 semanas. Ten la seguridad de que desaparecerán entre las semanas 16 y 20 y no hacen daño a tu bebé. Para reducir los síntomas, trata de descansar y asegúrate de beber muchos líquidos para mantenerte hidratada. Haz comidas pequeñas y frecuentes, también puedes probar con alimentos suaves y altos en carbohidratos como pan, arroz y pasta. Debes hablar con tu médico si tienes náuseas y vómitos severos y no puedes mantener nada en el estómago.

Más consejos en el artículo “Enfermedad matutina”.

Dolor de cabeza

Las primeras semanas de embarazo también pueden causar dolor de cabeza. Aunque los dolores de cabeza pueden ser muy molestos, no causan ningún daño a tu bebé y generalmente mejoran durante el segundo y tercer trimestre. Para evitar los dolores de cabeza, trata de descansar y relajarte - ¿por qué no intentar una clase de yoga para el embarazo? Por lo general, es seguro tomar paracetamol para el dolor de cabeza durante el embarazo, pero por favor consulta siempre con tu médico o farmacéutico. También debes hablar con su médico si tienes dolores de cabeza severos, ya que pueden ser un signo de tener la presión arterial alta.

Dolor de espalda

Muchas mujeres experimentan dolor de espalda durante el embarazo ya que el cuerpo trata de compensar el cambio de centro de gravedad y los ligamentos pierden tensión para la preparación del parto. Mantener una buena postura puede ayudar a disminuir la tensión en la espalda baja – tanto de pie, como sentada derecha, mantén los hombros hacia atrás y relajados. Dormir de lado o en un colchón firme también puede ayudar. Trata de evitar levantar objetos pesados - si necesitas levantar objetos ligeros, dobla las rodillas y mantén la espalda recta, asegurándote de levantarte con las piernas y no con la espalda.

Indigestión y acidez

Las molestias en el pecho o el estómago causadas por la indigestión y el ardor de estómago pueden ocurrir en cualquier momento durante su embarazo, pero pueden empeorar o ser más frecuentes en las etapas posteriores. Estos síntomas son muy comunes en el embarazo, en parte debido a cambios hormonales y el crecimiento de tu vientre que ejerce presión sobre tu estómago. Hacer cambios en tu dieta y estilo de vida pueden ayudar a aliviar estas molestias - trata de comer  pequeñas cantidades y más frecuentes, y toma nota de cualquier alimento que te produzca estos síntomas, como alimentos con mucho sabor, picantes o grasos, y evítalos en el futuro.

Leer más sobre la acidez.

Estreñimiento

El estreñimiento es uno de los síntomas más comunes del embarazo y es causado por cambios hormonales que hacen que tu digestión se ralentice, así como la presión de tu útero en los últimos meses. Trata de comer alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y granos enteros, y asegúrate de beber mucha agua - por lo menos ocho vasos al día. Algunos ejercicios suaves también pueden ayudarte. Si estas soluciones no funcionan, habla con tu médico acerca de la opción de tomar laxantes para el embarazo.

Gases

No te avergüences – el aumento de eructos y flatulencia son comunes en el embarazo. Los gases están causados, entre otras cosas, por el efecto del crecimiento del útero en tu intestino, y los cambios hormonales que hacen más lentas las digestiones y relaja los músculos que normalmente se encargan de mantener los gases. Cuida lo que comes y bebes, y tratar de evitar cualquier cosa que cause gases, como alimentos fritos, coliflor o repollo. Hacer comidas frecuentes y de pequeñas cantidades, y el ejercicio moderado también podrían ayudarte.

Diarrea

Los cambios hormonales durante el embarazo aumentan las contracciones musculares en tu sistema digestivo, dando como resultado diarrea. También hay muchas otras causas de diarrea similares a las de las personas no embarazadas, como infecciones virales y bacterianas gastrointestinales. Si tienes diarrea leve, asegúrate de mantenerte hidratada y beber zumo de manzana, plátanos y galletas saladas. Debes pedir consejo a tu médico si tienes diarrea persistente o experimentas cualquier pérdida de peso.

Estamos aquí para apoyarte en cada etapa

Para ayudarte en tu increíble viaje como madre, hemos creado una serie de Hojas de Apoyo que cubren temas de necesarios para el embarazo y más adelante. Contiene información y consejos útiles, las Hojas de apoyo están disponibles para descargar e imprimir para tenerlas siempre a mano. Para acceder a todo este contenido, solo tienes que registrarte en una cuenta Enfamil / Club Enfamama y acceder con tu nombre de usuario y contraseña.