Como mamá, siempre estarás preocupada por tu pequeño y es natural preocuparte si crees que tu bebé está malito. Algunos problemas de salud son particularmente comunes en los bebés durante sus primeras semanas y meses de vida. La mayoría de estos no son graves, pero recuerda que tú eres quien mejor conoce a tu bebé - confía en tus instintos y busca consejo de tu pediatra si estás preocupada.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica, o eczema, es común en los bebés y suele comenzar alrededor de los dos meses de edad. Aparecen manchas rojas en la piel, secas y con picazón (generalmente en la cara o detrás de las orejas) y en arrugas de la piel como el cuello, las rodillas y los codos. Puedes ayudar a calmar el dolor de tu pequeño con crema hidratante sin fragancia - asegúrate de evitar crema acuosa y jabón de baño con burbujas ya que pueden irritar más la piel. Muchos bebés no padecen dermatitis atópica, pero debes hablar con tu médico si piensas que tu bebé está afectado para que te recomiende un tratamiento adicional si es necesario.

Babinski / reflejo plantar

El reflejo de Babinski es en realidad un reflejo normal en bebés y niños. Cuando acaricias la planta del pie de tu bebé, su dedo gordo se moverá hacia arriba y sus otros dedos de los pies se abrirán en abanico. El reflejo desaparecerá cuando tu bebé crezca, por lo general cuando llegan a los dos años de edad, pero puede desaparecer al año de edad – puedes estar segura de que esto es una parte del desarrollo normal de tu bebé.

Cólico

Cólico es el nombre dado al llanto intenso y frecuente que a menudo dura varias horas. Puede ser frustrante y angustiante si tu bebé tiene cólicos, pero es muy común en los bebés y por lo general no causa ningún daño. Ten la seguridad de estos cólicos desaparecerán a medida que tu bebé crezca, por lo general suelen durar entre los cuatro y seis meses de edad. Mientras tanto, lee nuestro artículo sobre cólicos, que incluye algunos consejos sobre cómo calmar a tu bebé. Por favor asegúrate de hablar con tu médico si tienes alguna preocupación acerca de tu bebé, o si los cólicos son muy frecuentes.

Dermatitis seborreica infantil

La dermatitis seborreica, es el nombre para la costra escamosa y grasienta, amarilla o marrón que aparece en el cuero cabelludo de los bebés, generalmente en los primeros meses de vida. Puede padecer picazón o dolor, pero esta dermatitis es inofensiva y no debe causar ningún malestar para tu bebé - si tu pequeño se rasca mucho entonces podría ser otra cosa, así que asegúrate de visitar a tu médico para obtener asesoramiento. La dermatitis seborreica se cura en cuestión de semanas o pocos meses y no necesita ningún tratamiento. Mientras tanto, puedes evitar que las escamas se acumulen lavando el cabello de tu bebé con champú para bebés, seguido de un suave cepillado con un cepillo suave para aflojar las escamas. Debes pedir consejo de tu pediatra si tu bebé tiene escamas muy duras, si hay hinchazón o sangría, o si afecta otras partes de su cuerpo.

Hipo

Podría parecer inesperado si tu hijo tiene hipo de repente, pero de hecho la mayoría de los bebés tiene hipo constantemente! Si comienzan a tener hipo mientras come, debes darle un descanso e intentar hacer eructar a tu bebé. Intenta darle de comer cuando esté tranquilo, y antes de que tengan demasiada hambre también puede ayudar.

Ictericia

El amarillamiento de la piel y el blanco de los ojos es una de las condiciones más comunes en los recién nacidos, particularmente si son prematuros, y ocurre en parte porque su hígado aún no se ha desarrollado completamente. Generalmente es inofensivo y tu bebé será examinado de ictericia como parte de su evaluación de recién nacido. En la mayoría de los casos no necesitará ningún tratamiento y desaparecerá por sí solo cuando tu bebé tenga algunas semanas de vida, pero deberías consultar a tu pediatra si la ictericia de tu bebé empeora o si no quiere comer. También debes hablar con tu médico si tu bebé desarrolla signos de ictericia después de la evaluación del recién nacido.

Rotavirus

El rotavirus es la causa más común de diarrea en bebés y niños pequeños. Por lo general, los bebés mejoran por sí solos a los pocos días, pero asegúrate de que tu bebé beba muchos líquidos: si estás dando el pecho a tu bebé, debes seguir haciéndolo. Debes consultar a tu médico si tu bebé tiene diarrea durante más de 24 horas, fiebre superior a 40 ° C, sangre en las heces, vomita con frecuencia o parece letárgico, está irritable, tiene dolores o si tiene el pañal seco durante varias horas.

Nariz con mocos/ que moquea

Ningún padre quiere que su pequeño se resfríe, pero les muy común en los bebés debido a que su sistema inmunológico todavía no está completamente desarrollado. No suelen ser graves y se mejoran por sí mismos, pero siempre consulta a tu pediatra si tu bebé tiene fiebre, los síntomas duran más de tres semanas, tienen dificultad para respirar, tos sanguinolenta con fiebre, si se frotan frecuentemente los oídos, si tienen un dolor de garganta severo o si parecen estar empeorando en lugar de mejorar.

Estamos aquí para apoyarte en cada etapa

Para ayudarte en tu increíble viaje como madre, hemos creado una serie de Hojas de Apoyo que cubren temas de necesarios para el embarazo y más adelante. Contiene información y consejos útiles, las Hojas de apoyo están disponibles para descargar e imprimir para tenerlas siempre a mano. Para acceder a todo este contenido, solo tienes que registrarte en una cuenta Enfamil / Club Enfamama y acceder con tu nombre de usuario y contraseña.

 

Para obtener más información sobre las situaciones comunes en los bebés, es posible que las siguientes hojas de ayuda te sean útiles:
Cólico   
Cosas a tener en cuenta