Buscar

Lactancia mixta: beneficios y cantidades

Lactancia mixta: beneficios y cantidades

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida del bebé, ya que es la mejor forma de alimentarle. A partir de entonces, hay muchas madres que deciden iniciar la lactancia mixta como parte del proceso hacia la transición de la alimentación con biberón como parte de una dieta diversificada. Pero, ¿qué es la lactancia mixta?

La lactancia mixta ocurre cuando el bebé es alimentado al mismo tiempo por leche materna y por alimento artificial, ya sea leche de fórmula, cereal u otro alimento o agua. Por ello, es una parte importante de la transición al biberón como parte de una dieta diversificada. Sigue leyendo para saber cuándo y cómo iniciar la lactancia mixta.

Cuándo iniciar la lactancia mixta

Hasta los 6 meses la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva, por lo que es a partir de aquí cuando se podría iniciar la lactancia mixta como parte de una dieta diversificada, y no antes. Aun así, no olvides comentar al pediatra tu intención de iniciar una lactancia mixta, él será quien te recomiende el mejor proceso de adaptación para tu bebé.

Lactancia mixta: ventajas y desventajas

Al igual que cualquier técnica, la lactancia mixta puede tener sus beneficios o ventajas y sus desventajas. Vamos a conocerlas.

Ventajas de la lactancia mixta

  • Los padres se pueden turnar: ya no es necesario que sea la madre la que alimente de forma exclusiva al bebé. Mientras la madre se encarga de la lactancia materna, el padre puede encargarse de la alimentación De esta forma, además, se fortalece el vínculo entre padre e hijo.
  • Poder dar el biberón en sitios públicos: si tienes pudor por dar el pecho al bebé en público, con la lactancia mixta no tendrás que preocuparte. Podrás dar el biberón con el preparado de continuación en público y reservar la lactancia materna para la intimidad del hogar.
  • Es ideal para los bebés que se quedan con hambre: si produces poca leche, la lactancia mixta ayudará a que el bebé no se quede con hambre tras las tomas.
  • Te permitirá volver al trabajo con normalidad.

 

 Desventajas de la lactancia mixta

  • La elaboración del biberón es un proceso más complejo que, simplemente, dar el pecho.
  • Tomar el biberón es, en general, mucho más fácil para el bebé, por lo que es posible que rechace la lactancia materna.
  • Al dar menos el pecho, se deja de producir leche, de manera que puede que la lactancia materna tenga que finalizar antes de lo que se tenía pensado.

Cómo empezar la lactancia mixta

A continuación, explicaremos cómo iniciar la lactancia mixta adecuadamente:

Cantidades de leche de fórmula y leche materna

Las cantidades de lactancia mixta dependerá del tipo de lactancia mixta que hayas decidido darle a tu bebé. Tienes varias opciones:

  • Alternar las tomas, es decir, dar tomas exclusivas con leche materna y otras exclusivas con el preparado de continuación.
  • El biberón como suplemento del pecho, que se ofrece cuando se acaba con el pecho. Esta opción es recomendable en bebés que no consiguen tomar la suficiente cantidad de leche materna.

 Las cantidades del preparado de continuación y de leche materna dependerán del método que uses. Para cualquier duda acerca de la lactancia mixta, consúltala con tu pediatra.

Cuántas tomas son recomendables

Es importante que la lactancia materna sea a demanda, por lo que en el caso de la lactancia mixta recomendamos exactamente lo mismo. Si el bebé pide comer, no esperes a que pasen tres horas. Hacer que el bebé llore de hambre no es lo más recomendable para su correcto desarrollo.

Cuál es el mejor biberón para la lactancia mixta 

Es importante escoger un biberón que se asemeje al pecho para que el bebé acepte la boquilla cuanto antes. Además, de esta forma no rechazará ni el pecho ni el biberón. Opta por una boquilla de succión lenta.

Cómo lograr una lactancia mixta exitosa

  • Introduce el preparado de continuación gradualmente para que tanto tú como el bebé os adaptéis al cambio.
  • Comienza la transición varias semanas antes de volver al trabajo.
  • Ofrécele el biberón cuando esté relajado y contento. De esta forma lo aceptará mucho mejor.
  • No fuerces nunca al bebé a tomar el biberón. Puede ser un proceso lento.
  • Deja que otros le den el biberón para que tu bebé no pueda oler la leche materna.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía:

  • Asociación Española de Pediatría.
  • Organización Mundial de la Salud.