Buscar

Me molesta el pecho al dar de mamar al bebé, ¿qué hacer?

Me molesta el pecho al dar de mamar al bebé, ¿qué hacer?

La lactancia materna exclusiva siempre será la mejor alimentación posible para el bebé hasta, al menos, los seis meses de edad. Sin embargo, es cierto que, en ocasiones, dar el pecho puede causar algunas molestias. El malestar al dar el pecho no es lo más común, pero sí que puede pasar que, por diferentes motivos, tengas algunas molestias al dar el pecho. Estas molestias en la lactancia materna no son graves, pero sí pueden combatirse para que no se conviertan en un problema a la hora de dar de mamar a nuestro bebé.

En el siguiente artículo, te explicaremos a qué se debe el dolor en el pecho mientras optas por la lactancia materna y algunas recomendaciones que te ayudarán a aliviar esas molestias.

Me molesta el pecho mientras doy la lactancia materna, ¿por qué?

Existen diferentes motivos por los cuales puede doler el pecho a la hora de dar la lactancia materna. Uno de ellos es la posición del bebé. Si la postura no es la correcta, el bebé no cogerá bien el pecho y esto provocará molestias a la hora de dar la toma. Si el bebé coge por costumbre una mala postura, además, provocará otras molestias como, por ejemplo, las grietas. Para evitarlo, hay que asegurarse de que el bebé se coloca bien en cada toma, pero ¿cuáles son las mejores posturas para dar el pecho al bebé?

  • Amamantar sentada: tendrás que sujetar al bebé colocando la mano en su espalda y poniendo el tronco pegado a ti. Con la mano libre podrás dirigir al bebé hacia el pecho y controlar la toma.
  • Amamantar acostada: deberás recostarte de lado y tumbar al bebé frente a ti. Es una de las posiciones más cómodas para los primeros días de vida del bebé.
  • Amamantar en la posición del caballito: para usar esta posición, se debe poner al bebé sobre una de las piernas y pegar su pecho al tuyo.
  • Amamantar en la postura del rugby: aquí tendrás que colocar al bebé mirando hacia arriba. Su cuerpo pasará debajo de tu brazo y los pies irán en dirección a tu espalda. 

 ¿Dolor a la hora de dar el pecho al bebé?

Las grietas en los pezones son fisuras muy pequeñas que hacen que la toma sea muy dolorosa para la mamá. Es necesario revisar con atención la postura del bebé a la hora de tomar el pecho para evitarlas.

Por otro lado, la mastitis es otra de las molestias que pueden aparecer durante la lactancia. Es el resultado de una inflamación acompañada o no de infección que se ha dado a través de las grietas o de una ingurgitación no tratada a tiempo. 

Las obstrucciones de leche materna son otro de esos problemas que suelen causar molestias en las mamás que dan el pecho. Suele producirse en los primeros días, pero desaparecerá rápidamente. 

Estas molestias no son preocupantes, ya que todas tienen solución y son muy comunes en las mamás. 

¿Cómo tratar las grietas en el pezón?

Las grietas en el pezón son pequeñas rajitas que se hacen por una mala postura a la hora de dar el pecho y es una de las principales razones del malestar de las mamás. Piensa que hay que enseñar al bebé a agarrarse bien al pecho y que, hasta que no lo consiga, se pueden sentir molestias.

Métodos para combatir grietas en el pezón

Para combatir las grietas en el pezón puedes seguir los siguientes pasos:

  • Ayuda al bebé a mejorar la posición al amamantar. Tendrás que asegurarte de que el pezón y parte de la areola están dentro de la boca del bebé. Además, para una buena toma, el bebé no debe chupar el pezón, sino que ha de extraer la leche mediante succión.
  • Libera el pezón introduciendo un dedo en la comisura del labio del bebé si a este le cuesta mucho soltarse del pecho.
  • Hidrata la zona para curar las grietas. Para ello, la mejor opción es que acudas a tu médico. 

¿Cómo tratar la mastitis?

La mastitis puede resultar muy incómoda para las mamás. Por este motivo, es muy importante tratar esa infección que se ha colado por las grietas a tiempo para evitar molestias y complicaciones.

Métodos para combatir la mastitis

Además de acudir al especialista para una revisión, puedes probar con la siguiente rutina que te aliviará la mastitis: cada dos o tres horas, ponte calor en el pecho, masajea la zona, extrae la leche y aplica frío después. Esto aliviará las molestias. 

Otras posibles razones de las molestias en el pecho

La obstrucción mamaria es otra de las posibles razones por las que sentirás molestias en el pecho. ¿Cómo se soluciona? Hay que seguir dando el pecho para evitar que los pezones se acaben taponando y produciendo otro tipo de infecciones y hongos.

Sea como sea, todas las molestias en el pecho son completamente normales y tienen solución. No debes preocuparte ni pensar que es culpa tuya. ¡No eres la única con molestias durante la lactancia materna!

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.