Ahora que eres una madre reciente, sabrás lo estresante que puede llegar a ser el llanto persistente que acompaña al cólico de un bebé.