Mientras tengas una alimentación variada y equilibrada, podrás obtener todos los nutrientes que tú y el bebé necesitáis. Conviene asegurarse de que recibes una cantidad suficiente de hierro, vitamina B12, vitamina D y calcio, presentes en mayor cantidad en las legumbres, las verduras de hoja verde, los cereales de desayuno enriquecidos, las bebidas de soja sin azúcar y la fruta deshidratada. Los productos lácteos y los huevos, si forman parte de tu dieta, también son buena fuente de estos nutrientes.

¿Quieres saber más? Estos artículos podrían resultarte útiles:
Necestidades especiales en nutrición

Descárgate nuestras hojas de ayuda para obtener consejos prácticos: 
Dieta saludable durante el embarazo

Ver más preguntas frecuentes como esta: Embarazo