Las molestias digestivas a las horas de las comidas son muy frecuentes y pueden ser una señal de que el aparato digestivo de tu bebé sigue desarrollándose. La buena noticia es que el problema suele ser pasajero y mejora por sí solo con el tiempo. Mientras tanto, intenta aliviar el malestar del bebé manteniéndole erguido y haciéndole eructar después de las tomas. Otras medidas que ayudan a calmarlo son acunarlo con suavidad o darle un baño caliente.

Si tienes alguna duda o preocupación acerca de la nutrición de tu bebé consulta al pediatra, que es quien mejor le conoce.

¿Quieres saber más? Estos artículos podrían resultarte útiles:
Nerviosismo
Que es la alergia las proteinas de la leche de vaca

Descárgate nuestras hojas de ayuda para obtener consejos prácticos: 
Cólico

Ver más preguntas frecuentes como esta:  Enfamil Fórmulas