Los cólicos son muy frecuentes en los bebés pequeños y no dependen de cómo hayas decidido alimentar a tu pequeño, normalmente desaparecen entre los cuatro y seis meses de edad.El bebé presenta un llanto intenso que puede durar varias horas (especialmente al final de la tarde o al principio de la noche), se le enrojece la cara, cierra los puños, encoge las rodillas hacia el abdomen o arquea la espalda al llorar.

Por desgracia, nadie sabe qué es lo que produce los cólicos, pero podrían ser debidos a un empacho, a la acumulación de gases o a que el aparato digestivo del bebé es demasiado sensible a las proteínas o los azúcares de la fórmula infantil.

Si tienes alguna duda consulta al pediatra, quien también evaluará otras posibles causas del llanto del bebé y te aconsejará sobre posibles tratamientos.

¿Quieres saber más? Estos artículos podrían resultarte útiles:
¿Es posible que mi bebé tenga cólicos?
Cólico

Descárgate nuestras hojas de ayuda para obtener consejos prácticos: 
Cólico

Ver más preguntas frecuentes como esta: Problemas en la alimentacion