No debes guardar ningún resto de fórmula infantil Enfamil para una toma posterior; no es seguro para el bebé. Una vez que el bebé empieza a comer, se debe consumir la fórmula infantil en el plazo de una hora y tirar la que sobre. El motivo es que las bacterias presentes en la boca del niño pueden acceder al biberón durante la toma y multiplicarse en la fórmula infantil, incluso aunque la guardes en la nevera.

 

¿Quieres saber más? Estos artículos podrían resultarte útiles: Cómo preparar el biberón del bebé

Descárgate nuestras hojas de ayuda para obtener consejos prácticos: Cómo preparar un biberón de fórmula para lactantes

 

Ver más preguntas frecuentes como esta: Enfamil Premium general