El puré de verduras y las compotas de fruta son un primer alimento genial para el bebé. Prueba con la zanahoria, la patata, el boniato, la manzana y la pera. También es buena para empezar la fruta blanda, como el plátano, madura y cortada en trozos del tamaño de un dedo.

Recuerda que además de los nuevos y emocionantes alimentos, tu bebé debe seguir tomando leche materna o artificial para obtener todos los nutrientes que necesita.

Si tienes alguna otra pregunta sobre el paso a la dieta sólida, no dudes en consultar a tu pediatra que es quien mejor conoce a tu bebé.

¿Quieres saber más? Estos artículos podrían resultarte útiles:
Introducción de alimentos sólidos
El paso a la dieta sólida
La comida para bebés preparada en casa

Ver más preguntas frecuentes como esta: Nutricion para el lactante