Buscar

Cómo retomar la lactancia materna: claves y consejos

Cómo retomar la lactancia materna: claves y consejos

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé. No obstante, en algunas ocasiones la mamá se ve forzada o tiene que tomar la decisión de interrumpir la lactancia materna y dar el biberón a su bebé durante un determinado periodo de tiempo. ¿Cómo retomar la lactancia materna tras este descanso? ¿Se puede volver a la leche materna sin ningún tipo de inconveniente?

A continuación, vamos a dar las mejores indicaciones para un regreso a la lactancia materna sin problemas a la hora de dar el pecho nuevamente.

¿En qué consiste el concepto “relactar” o recuperar la lactancia materna?

El concepto “relactar” se refiere al procedimiento mediante el cual la madre consigue volver a producir leche después de que la lactancia haya disminuido de forma total o parcialmente. Recuperar la lactancia materna es muy habitual tras un parón, pero, ¿por qué se producen estos descansos?

Tras al parto, algunas madres primerizas encuentran tantas dificultades a la hora de dar el pecho que deciden dejarlo y comenzar con la leche artificial. Sin embargo, después de varias semanas, cuando ya la ansiedad tras el parto ha desaparecido, muchas madres deciden volver a intentarlo por recomendación de los especialistas. Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante, al menos, los seis primeros meses de vida del bebé.

 

Otras mamás deben dejar de dar el pecho por enfermedad u hospitalización, por ejemplo. Pero, ¿es posible volver a dar el pecho una vez se ha abandonado? Lo cierto es que sí, es posible volver a la lactancia materna.

¿Es posible retomar la lactancia materna del bebé?

Como hemos adelantado, sí es posible retomar la lactancia materna del bebé pero, para ello, es necesario realizar un plan de relactación que se amolde a tu situación personal. Una buena opción es dejarse guiar por un profesional sanitario. Aun así, existen ciertas pautas generales que se recomiendan seguir en todos los casos como, por ejemplo, evitar siempre el uso del biberón o del chupete.

¿Es recomendable volver a dar el pecho?

Sí, siempre será recomendable volver a dar el pecho. La lactancia materna ofrece beneficios tanto para tu bebé como para ti, y no solo en el desarrollo, también en la unión que se crea entre madre e hijo.

Consejos sobre cómo recuperar la leche materna

Recuperar la leche materna es posible pero no sencillo. Puede ser un camino largo y complicado pero, cuando lo consigas, pensarás que es una de las mejores decisiones que has tomado. Vamos a ver a continuación algunas pautas generales para recuperar la leche materna.

Estimula nuevamente la producción de leche materna

Lo primero que deberás hacer será recuperar la producción de leche. Para ello, deberás estimular el pecho con la propia succión del bebé. Es la forma más natural y más recomendable. Ahora bien, si optas por este método tendrás que ofrecer el pecho al bebé de forma continuada, cada dos horas como máximo, para que la producción de leche vaya en aumento. Una vez esté todo regulado, podrás volver a la alimentación a demanda.

 

En caso de que el bebé rechace el pecho, que suele pasar tras un largo periodo de ausencia de leche materna, deberás estimular la producción de leche mediante el vaciado manual del pecho. Claro está que tampoco deberás dejar de ofrecerle el pecho al bebé.

Alterna la lactancia materna y el biberón

Si el bebé ha estado tomando el biberón durante varias semanas, es importante darle un pequeño margen para que acepte de nuevo el pecho. Así que, durante esas primeras semanas de reincorporación, tendrás que alternar la leche materna y la leche artificial. Es importante que la leche artificial no se administre con un biberón, ya que esto puede producir un efecto no deseado, es decir, que el bebé no quiera succionar del pecho por no obtener la misma cantidad de alimento.

Usa un relactador

Tras el parón, es habitual que el bebé rechace el pecho de la madre al no conseguir la cantidad de leche que necesita. Para evitar esto, los expertos recomiendan el uso de un relactador. Este es un accesorio que consiste en una bolsa, en un biberón o en un vaso donde se introduce la leche de fórmula y un pequeño tubo por el que pasa el alimento artificial. El pequeño tubo se coloca junto al pezón de la madre para conseguir que el bebé, a la vez que recibe la leche materna, también reciba la artificial.

En ocasiones, la lactancia materna exclusiva no se vuelve a recuperar, sino que se deberá usar una lactancia mixta hasta que el bebé comience a tomar alimentos complementarios. Es importante que la relactación siga un asesoramiento y seguimiento por parte de profesionales sanitarios.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía

  • Lawrence, R.A. La lactancia materna. Mosby / Doyma Libros, S.A. Madrid 1996
  • Aguayo, J. La lactancia materna. Universidad de Sevilla. Sevilla, 2001
  • Organización Mundial de la Salud.

 

Artículos relacionados

Cómo dar el pecho: consejos y posturas

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, pero a muchas madres les surgen dudas cuando tienen que...

Leer más

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna es el mejor alimento para bebés que existe. Es el más equilibrado, ya que contiene todos los...

Leer más

Alimentación durante la lactancia: qué com...

A pesar de que siempre se recomienda llevar una alimentación saludable, durante la lactancia debe de ser aún más sana....

Leer más

La nutrición de los bebés alimentados con ...

Averigua qué cantidad de vitamina D necesita el bebé y cómo proporcionársela. Vitamina D La vitamina D contribuye a la...

Leer más