Buscar

Cuidados y ejercicios para recuperarse en el postparto

Cuidados y ejercicios para recuperarse en el postparto

Después de dar a luz, el cuerpo y la mente de la mujer se someten a muchos cambios. La reciente mamá tiene que adaptarse a su nueva situación, la de tener un bebé en casa. Asimismo, su cuerpo debe volver a su estado habitual.

Tras el parto, es normal preguntarse cuánto dura la recuperación o qué tipo de ejercicios pueden fomentarla. Por ello, a continuación, vamos a hablar de la recuperación posparto.

Qué es el posparto o puerperio

El posparto o puerperio es el periodo tras el parto en el que el organismo recupera la situación previa al embarazo, es decir, es el momento en el que todo vuelve a su sitio. La duración dependerá mucho de cada mujer.

Etapas del puerperio

El puerperio es el tiempo que pasa desde la expulsión de la placenta, o parto, hasta que el aparato reproductor vuelve a estar como antes del embarazo. Tiene varias etapas:

  • Puerperio inmediato: son las primeras 24 horas tras el parto.
  • Puerperio clínico: es el tiempo que estás ingresada en el hospital. Si el parto ha sido vaginal, serán unas 48 horas, mientras que si ha sido una cesárea, el puerperio clínico puede durar hasta cinco días.
  • Puerperio tardío: comprende el período desde la salida del hospital hasta pasada la cuarentena.

Recuperación posparto: cambios que experimenta el cuerpo

Tras el parto, el cuerpo experimenta algunos cambios tras los nueve meses que ha durado el embarazo:

  • Aparición de estrías: pueden aparecer debido al aumento de peso en tan poco tiempo. Si la piel no está bien hidratada, favorece la aparición de las estrías.
  • Pies hinchados: tras el parto, los pies hinchados desaparecen y vuelven a su estado habitual.
  • El pecho: los pechos tienen un mayor volumen debido a la lactancia. Además, pueden aparecer grietas o cambios de coloración.
  • La piel: tras el parto, es habitual que las manchas desaparezcan.

Complicaciones del posparto

Después del parto se pueden presentar algunas complicaciones como las siguientes:

  • Depresión posparto: es un trastorno del estado de ánimo que afecta a algunas mujeres después del alumbramiento. Se dan sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio.
  • Preeclampsia posparto: a pesar de que es poco frecuente, tras el parto puede aparecer la preeclampsia posparto. Se produce cuando la mamá tiene la presión arterial alta y exceso de proteínas en la orina. También se manifiesta con dolores de cabeza intensos, dolor en la parte superior del abdomen o visión borrosa.
  • Hemorragia posparto: es una pérdida de sangre elevada que puede tener riesgos para la madre.

Cuidados después del parto

Después del parto es importante tener unos cuidados especiales para garantizar una buena recuperación, puesto que el alumbramiento es un proceso muy duro para el cuerpo y el organismo. 

Es fundamental tener una buena higiene, cuidar la piel para evitar la aparición de estrías y para favorecer la cicatrización de la herida, en caso de que haya sido un parto por cesárea. Asimismo, llevar una dieta equilibrada y realizar algunas actividades físicas son otros de los cuidados posparto que se deben realizar.

Dieta posparto

Durante el posparto es importante consumir alimentos ricos en determinados nutrientes y vitaminas, especialmente cuando se da el pecho. Debes tomar alimentos que aporten hierro, como carnes rojas o mariscos de concha, junto con alimentos que proporcionen vitamina C para una mayor absorción. El kiwi, el pomelo, las naranjas o las fresas son una buena opción.

También es fundamental tomar alimentos que aporten magnesio ya que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y además contribuye a la función psicológica normal. Lo encuentras en alimentos como los frutos secos o las acelgas. El plátano, las lentejas, el pescado y los cereales integrales son complementos perfectos que suman en la dieta posparto.

Ejercicios posparto

Hacer ejercicio después del parto te ayudará a recuperar tu figura y a ejercitar la zona que más ha sufrido de tu cuerpo, la pelvis y el abdomen. Tras el parto, estas zonas quedarán flácidas, y es importante que vuelvan a recuperar la tersura, especialmente si te planteas tener otro hijo.

Los ejercicios de Kegel son una buena opción, ya que te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico. Además, te proponemos un ejercicio sencillo y muy eficaz, el de inclinar la pelvis:

  • Recuéstate de espaldas con las rodillas flexionadas y los pies en el suelo.
  • Coge aire y suéltalo al levantar la zona del coxis hacia el ombligo.
  • En la zona más alta, contrae los glúteos y relájate.

Eso sí, si tienes alguna duda o durante la recuperación posparto sientes algún síntoma inusual, no dudes en acudir a tu médico.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

 

Bibliografía