Actividades que estimulan el lenguaje infantil a partir de los 24 meses de edad.

 

 

 

Desarrollo de la comunicación

Unas buenas habilidades de comunicación pueden ser extremadamente beneficiosas cuando tu hijo madure. Promueve desde el principio el desarrollo de su lenguaje con actividades sencillas y divertidas como las siguientes:

Explícale cómo se hace una actividad

  • Explícale lo que haces a medida que lo vas haciendo. Habla con claridad
  • Deja que vea tu rostro cuando hables
  • De esta forma podrá ver cómo tu boca emite sonidos

Háblale a su altura

  • No hables como si fueras un bebé, ni uses palabras difíciles
  • Marca bien las sílabas

Escúchale

  • Haz que aumente la seguridad en sí mismo demostrándole que lo que dice es importante
  • Fomenta la comunicación
  • Di los nombres de objetos de vuestra vida cotidiana
  • Anímale a que los repita

No hagas hincapié en los errores

  • En su lugar, repite la frase entera diciendo la palabra correctamente
  • Lee con él todos los días
  • Una exposición temprana a la lectura favorece unas buenas habilidades de lectura en los niños en edad escolar

Lee libros predecibles

  • En poco tiempo, él estará "leyendo" por su cuenta
  • Usa el espejo
  • Deja que haga muecas y nombra las partes de su cuerpo

Explora su mundo

  • Pasea por el vecindario
  • Habla con él sobre lo que veáis

Juega a escribir

  • Si muestra interés en lápices y papel, deja que pruebe
  • Juega a esconder y buscar cosas
  • Esconde uno de sus juguetes favoritos y pídele que lo encuentre
  • Juega a poner nombres
  • Señala objetos familiares y pídele que diga su nombre
  • Representa la acción cuando digas su nombre, como nadar, saltar o dormir

Canta

  • Enséñale canciones infantiles, juegos con los dedos y otras canciones para aprender a contar. Escucha lo que hayáis grabado
  • Juega a imitar

 

Advertencia importante: Estas son solo normas orientativas. Ten en cuenta que el desarrollo típico de los niños pequeños es muy variable y que todos ellos alcanzan los hitos del desarrollo en momentos diferentes. Tu pediatra es quien mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu bebé.