¿Percepción del mundo de los adultos a los 19 meses de edad? Descubre los hitos en el desarrollo de un niño de 19 meses de edad.

 

 

Se inicia la percepción del mundo de los adultos.

Aunque probablemente sigas entendiendo menos de la mitad de lo que tu hijo dice, él está empezando a entender la mayoría de las palabras que se usan a su alrededor. Está también ampliando su vocabulario y puede que empiece a juntar un par de palabras, como "Yo comer" o "Tu sentar".

Para reducir las luchas de poder cuando tu hijo empiece a buscar independencia, asegúrate de tratarle de la misma forma que tu esperarías ser tratado por otros adultos. Intenta negociar en lugar de imponer. En lugar de "No puedes jugar con tus pinturas ahora," puedes decir, "Podemos leer un libro ahora y luego podrás pintar". En lugar de "Tienes que recoger tus juguetes antes de cenar," puedes convertirlo en un juego: "Yo recogeré las piezas del puzle mientras tu recoges los bloques".

Aunque tu hijo siga con la atención centrada en "¡yo, yo, yo!" puedes empezar a sentar las bases de cómo se hacen amigos. Puedes enseñarle a compartir y a cooperar, y a usar las palabras en lugar de la agresión física para resolver las discrepancias. Por supuesto, te estará observando para aprender lo que se espera en el mundo de los adultos, ¡así que recuerda que debes hacer lo que dices!

¿Por qué es importante la alimentación?

Una alimentación saludable es importante porque proporciona la energía y los nutrientes necesarios para el crecimiento y el desarrollo de tu hijo. A partir de los 12 meses de edad, tu hijo se beneficiará de una dieta variada y saludable cada día a medida que desarrolla sus capacidades cognitivas, lingüísticas y sociales.

Una fórmula láctea infantil de etapa 3, como Enfamil Premium 3, es idónea para niños de 1 a 3 años como parte de una dieta equilibrada y variada. Enfamil Premium 3 contiene una combinación especial de áceido alfa-linolénico (ALA) , hierro, calcio, zinc y vitaminas que favorece el desarrollo y el crecimiento normal de tu hijo.

  • El hierro favorece un desarrollo psicomotor normal, así como las funciones cognitivas e inmunológicas

 

Advertencia importante: Estas son solo normas orientativas. Ten en cuenta que el desarrollo típico de los niños pequeños es muy variable y que todos ellos alcanzan los hitos del desarrollo en momentos diferentes. Tu pediatra es quien mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu bebé.