Buscar

¿Qué leche de crecimiento le doy a mi bebé de 1 año?

¿Qué leche de crecimiento le doy a mi bebé de 1 año?

Muchas mamás piensan en incorporar la leche de crecimiento en el bebé a partir de los 12 meses de edad. A partir del año, el pequeño necesita nuevos nutrientes y las leches de crecimiento pueden ser una ayuda para favorecer su desarrollo. En el mercado, hay una gran variedad de leches de crecimiento para bebés de 1 año. Sin embargo, es importante entender qué nutrientes necesita un bebé a esa edad para hacer una buena elección. También te explicamos las diferencias entre darle leche de crecimiento o leche de vaca.

A continuación, vamos a dar unas pautas para escoger leches de crecimiento para bebés de 12 meses.

¿Cómo elegir una leche de crecimiento para bebés de 1 año?

Si has decidido empezar con la leche de crecimiento, te recordamos que existe mucha variedad en el mercado. Es por eso por lo que es importante que te fijes tanto en el tipo de proteínas que se han usado como en el resto de ingredientes y nutrientes que se incluyen en la fórmula. Pero, ¿qué nutrientes deben estar presentes en la leche de crecimiento para niños?:

  • Minerales: desde calcio hasta hierro. El calcio es necesario para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos en los niños, mientras que el hierro contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños y al funcionamiento normal del sistema inmunitario. El zinc, por otra parte, contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes.
  • Vitaminas: Algunas vitaminas ayudan al metabolismo o a la absorción de minerales como, por ejemplo, las vitaminas A y B2 contribuyen al metabolismo normal del hierro y la vitamina C mejora su absorción. Otras vitaminas como la vitamina D es necesaria para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos en los niños y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario de los niños.
  • Ácidos grasos esenciales: como DHA y ALA, dos ácidos grasos esenciales.

Es Importante tener en cuenta que estos nutrientes deberán estar en una cantidad significativa para aportar sus beneficios.

Cosas a tener en cuenta en las leches de etapa 3

Antes de adquirir una leche de crecimiento es importante tener en cuenta cuál ha sido la alimentación del bebé en todo este tiempo atrás, cuáles son los alimentos sólidos que ya ha probado y está tomando con cierta regularidad, cuánta cantidad de leche de etapa 3 se le dará o cuáles son los componentes de esa leche de crecimiento. 

Una vez tengas esto presente, podrás escoger la leche de crecimiento que mejor se adapta a su tipo de alimentación. No olvides que, si tienes algún tipo de duda y siempre que vayas a hacer algún cambio en la alimentación de tu bebé, deberás consultarlo con el pediatra.

Mi bebé tiene 12 meses, ¿leche de crecimiento o de vaca?

A partir de los 12 meses de edad, el bebé ya está preparado para iniciar una dieta más variada y de consistencia sólida. Está listo para comenzar a masticar algunos alimentos de forma progresiva y probar nuevos sabores.

Aun así, la leche de crecimiento seguirá teniendo un gran peso en la alimentación del bebé, ya que le aportará nutrientes que ayudarán al desarrollo durante su infancia.

Leches de crecimiento: el complemento para el bebé

Las leches de crecimiento son un complemento en la alimentación de los bebés desde los 12 meses hasta los 3 años, aproximadamente. Una de las marcas de leche de crecimiento del mercado es Enfamil Premium COMPLETE 3, que está indicada para los niños que ya han cumplido un año de vida. Se recomienda dar hasta los 3 años. 

Pero, ¿por qué es tan importante la leche de crecimiento para los bebés?:

  • Enfamil Premium COMPLETE 3 ayuda a cubrir las necesidades nutricionales de los bebés a partir de los 12 meses, como complemento en una dieta diversificada.
  • Contiene hierro. El hierro contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños.
  • La gama COMPLETE 3 contiene otros minerales como, por ejemplo, el calcio que es necesario para el mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.
  • Asimismo, es una leche de crecimiento formulada con vitaminas que necesitan. Están presentes las vitaminas C y D.
  • Contiene ALA, un ácido graso esencial. Los ácidos grasos esenciales son necesarios para el crecimiento y el desarrollo normales de los niños con una ingesta diaria del 0,2 % de la energía total.

Comprar ahora

Se recomienda dar 2 tomas al día de 260 ml a los niños de más de 12 meses. Para su preparación, solo serán necesarios ocho cacitos de leche de crecimiento de +12 meses y 240 ml de agua.

No olvides consultar todas tus dudas con el pediatra. Él te ayudará en este periodo de transición en la alimentación de tu bebé.

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Cómo elegir leche de fórmula para bebés pr...

La leche materna siempre es la mejor opción a la hora de alimentar al bebé recién nacido. La Organización Mundial...

Leer más