Buscar

Ansiedad por separación en bebés: síntomas y soluciones

Ansiedad por separación en bebés: síntomas y soluciones

El trastorno de ansiedad por separación en bebés es bastante común en los primeros meses de vida. Pero ¿qué es exactamente? La ansiedad por separación es el temor o la preocupación excesiva del bebé al estar separado de aquellos con los que tiene más contacto y que le ayudan a reconfortarse, calmarse y alimentarse. En el caso de los bebés suele ser la madre o el padre.

¿Tiene tu bebé ansiedad por separación? A continuación, veremos síntomas y consejos para intentar poner remedio a la ansiedad por separación en bebés, durante en sus primeros meses e, incluso, años de vida.

Síntomas de la ansiedad por separación en bebés

Hasta los 3 años, los niños suelen sufrir ansiedad por separación. Una vez pasada esa etapa, lo común es que lo hayan superado. No obstante, no todos los niños son iguales. Algunos lo superarán antes y otros un poco más tarde. Pero, ¿qué síntomas presentan?

  • Pesadillas sobre la separación.
  • Rechazo a dormir fuera de casa sin sus padres.
  • Queja sobre dolor de cabeza o de tripa para anticiparse a esa separación.
  • Negativa a salir fuera del hogar por miedo a la separación.
  • Preocupación constante o excesiva por la ausencia de uno de los miembros de la familia.
  • No quiere estar solo en ningún momento.
  • Dependencia exclusiva cuando está en casa.
  • Síntomas de pánico.

Para que realmente se diagnostique como un trastorno de ansiedad por separación en bebés, los síntomas tienen que persistir cuatro semanas como mínimo. Asimismo, si el niño se encuentra en período escolar en el momento de la ansiedad por separación, es posible que el entorno académico también se dé cuenta de que algo está pasando.

Ansiedad por separación nocturna en bebés

Alrededor de los seis meses, el bebé comienza a distinguir el día de la noche. Esto puede facilitar el sueño nocturno, aunque no en todos los casos. Algunos niños o bebés experimentan lo conocido como ansiedad por separación nocturna. En torno a los ocho meses, aproximadamente, el bebé comienza a tomar conciencia de sí mismo. El hecho de reconocer a su madre como otra persona le ayuda a asimilar la posibilidad de separación, especialmente a la hora de dormir.

En este momento de su vida, además, el bebé se enfrenta a muchos cambios, por lo que puede resultar ser una etapa complicada a nivel evolutivo. La alimentación complementaria o la irrupción dentaria podrían agravar la ansiedad por separación nocturna en bebés.

Los patrones de sueño se verán modificados y, por ello, es posible que el bebé no sea capaz de conciliar el sueño sabiendo que estará solo en la habitación.

Qué hacer si mi bebé tiene ansiedad por separación

Seguro que a menudo te haces esta pregunta: ¿qué hago si mi bebé tiene ansiedad por separación? Vamos a dar algunos consejos que te serán útiles para que el bebé se vaya adaptando, poco a poco, a la nueva situación.

  • Llévalo contigo siempre que puedas. Hoy en día, gracias a los accesorios que existen, no es tan difícil hacer que el bebé te acompañe a realizar las tareas diarias.
  • Déjalo en compañía de alguien conocido: es importante que los primeros meses de separación los pase con alguien con quien tenga un vínculo.
  • Despídete siempre del bebé: aunque sea muy pequeño y creas que no te entiende, sí lo hace. Es importante despedirse del bebé en todo momento, por lo que, siempre que te marches, aunque sean solo dos minutos, despídete de tu bebé.
  • Salúdalo cuando vuelvas: al igual que es fundamental despedirse, también es importante saludar cuando estés de vuelta. Un “ya estoy aquí” lo tranquilizará muchísimo.
  • El juego del escondite: no hay un mejor juego para que el bebé sepa que siempre vas a volver.

Si crees que la ansiedad por separación de tu bebé es excesiva, no dudes en consultar con tu pediatra.

Por qué es tan importante la nutrición

Una correcta nutrición ayudará a que el desarrollo del bebé sea totalmente satisfactorio. Para ello, a partir de los seis meses Enfamil Premium 2 ayuda a proporcionar todos los componentes necesarios para el desarrollo del bebé. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía: