Buscar

Beneficios del juego “cucútras” para bebés

Los juegos para bebés comprenden una parte importante del desarrollo de los más pequeños. Les ayuda a relajarse, a liberar tensiones y a fomentar su creatividad y personalidad, es por ello por lo que jugar con el bebé es tan relevante. Además, ¡es divertido y permite reforzar el vínculo! Algunos de los juegos, como el “cucú-tras”, les hará divertirse a la vez que aprenden.

A continuación, vamos a conocer los beneficios del juego “cucú-tras” para bebés y otros juegos que fomentan su desarrollo.

Qué es el “cucú-tras”

El “cucú-tras" es, posiblemente, el juego con el que más disfrutan los niños. Se adapta a las diferentes edades y a sus necesidades. En el caso de los bebés, el “cucú-tras” comienza con la madre/padre y acaba con el hijo, ya que, dependiendo de la edad, será el bebé el que comience a esconderse y a “sorprender” a su madre/padre.

El juego consiste en colocar entre tu cara y la de tu bebé algún tipo de prenda, como una toalla, o tus propias manos, y, acto seguido, quitarla diciendo: “¡Cucú!”. El bebé se reirá sin parar, puesto que es un juego que le encanta.

En torno a los tres meses de edad, el bebé empezará a comprender a la perfección el mecanismo del juego, y a partir de los ocho meses será él quien quiera esconderse de ti para sorprenderte.

Beneficios del “cucú-tras” para bebés

Pero, ¿por qué les gusta tanto el este juego? Según los psicólogos y psicoanalistas, el juego del cucú tras les ayuda a manejar la angustia que sienten cuando no ven a su madre o padre. Además, les permite divertirse. Siempre se alegran cuando ven aparecer la cara de su madre/padre tras un breve período en el que ha desaparecido porque los bebés no piensan en aquellas cosas que no pueden ver, no son conscientes de que detrás de la prenda la persona sigue ahí.

Pero este juego no solo es divertido para ellos, también es muy beneficioso. ¿En qué les ayuda el “cucú-tras”?

Mejora la comunicación

El “cucú-tras” les ayuda a fomentar la comunicación. Aunque tú no te des cuenta, el hecho de que “desaparezcas” y él espere supone un principio de la comunicación: el diálogo no hablado. Con gestos estará entendiendo que tiene que esperar a que tú, su mamá o papá, vuelvas a aparecer.

Desarrolla la paciencia

Al igual que fomenta el diálogo y la comunicación, el juego del “cucú-tras” ayuda al bebé a volverse paciente. Sabe que si espera, obtendrá lo que quiere. Es un buen juego que le enseñará a esperar y a ser paciente.

Ayuda a ganar confianza

A pesar de que creemos que el “cucú-tras” es solamente un juego de bebés, realmente aporta muchos beneficios. El pequeño aprenderá que siempre vuelves, lo que le hace ganar mucha confianza, puesto que no importa que su mamá o papá no esté en esos momentos porque siempre regresa.

Esto te ayudará muchísimo cuando llegue el momento de ir a la guardería. El bebé llevará meses practicando la “ausencia”, por lo que es muy probable que le cueste menos quedarse sin ti durante unas horas.

Favorece el desarrollo cognitivo

Desde el momento en el que nace, el bebé comienza a aprender de todo lo que hay a su alrededor, incluidos los juegos. El “cucú-tras” le ayudará a entrenar su cerebro al seguir siempre la misma secuencia: esconderse, esperar, apareces, se ríe. El pequeño ejercitará la memoria y la concentración.

Es cierto que en las primeras veces no será tan sencillo, ya que es probable que el bebé llore al no conocer la mecánica del juego pero, con el paso del tiempo, verás que espera impaciente la hora del “cucú-tras”. Incluso te la pedirá con gestos o haciendo el “cucú-tras” él mismo.

Otros juegos para fomentar el desarrollo del bebé

El “cucú-tras” no es el único juego que ayuda al bebé a desarrollarse. A medida que crece, te recomendamos que practiques otros juegos infantiles como, por ejemplo, esconder un juguete debajo de una manta para ver si el bebé reacciona y va a cogerlo. Si lo hace, puedes recompensarlo con el juego del “cucú-tras” que tanto le gusta.

También puedes probar a esconder juguetes en sitios diferentes para que el/la niño/a pueda ir a buscarlos. El juego del escondite les encanta.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá.

¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

 

Artículos relacionados

Cómo alimentar a un bebé prematuro

Los bebés prematuros tienen necesidades de alimentación especiales. Más información sobre sus necesidades de alimentación. La lactancia materna proporciona la...

Leer más

Desarrollo motor a partir de los 24 meses

Más información sobre la manera de favorecer el desarrollo físico, la coordinación de las manos y los ojos y la...

Leer más

Movimiento

Actividades que estimulan el desarrollo físico a partir de los 24 meses de edad. La capacidad física de tu hijo...

Leer más

Actividades para estimular el desarrollo d...

Jugar con tu hijo es la mejor forma de promover su desarrollo cognitivo. Usa estas técnicas y actividades para estimular...

Leer más