Buscar

Leche y productos lácteos para tu hijo pequeño

La leche entera, los derivados lácteos ricos en grasa y las fórmulas lácteas infantiles para la etapa 3 son una buena fuente de calcio.

El calcio es imprescindible para que los huesos adquieran la dureza, la resistencia y la elasticidad necesarias. Por esta razón, los productos lácteos son una parte importante de la dieta diversificada del niño.

Iniciación con la leche y los productos lácteos

A partir del año de edad, puedes sustituir la leche materna o las fórmulas de continuación por leche entera de vaca o bebidas lácteas para niños pequeños, o continuar dándole el pecho. Procura dar a tu hijo tres porciones de lácteos al día, ya sea como bebida o en forma de alimentos lácteos como el yogur o el queso, curado o fresco.

Los niños deben tomar leche entera hasta los dos años de edad, porque es posible que la leche con bajo contenido en grasa no les aporte las calorías y vitaminas esenciales que necesitan. A partir de los dos años, se les puede ir introduciendo gradualmente la leche semidesnatada como bebida básica, siempre que su dieta sea variada y equilibrada, y su crecimiento sea el adecuado. No alimentes a tu hijo con leche desnatada o que contenga 1% de grasa, por lo menos hasta que cumpla cinco años. La leche desnatada o con 1% de grasa no contiene suficiente vitamina A; y la leche desnatada tampoco aporta calorías suficientes.

Puedes confiar en la experiencia nutricional de Mead Johnson

Mead Johnson ha desarrollado Enfamil Premium COMPLETE 3, una fórmula láctea infantil de etapa 3 que ayuda a garantizar que los niños de 1 a 3 años que han realizado la transición a los alimentos sólidos tienen cubiertas sus necesidades dietéticas, siempre formando parte de una dieta variada.

Enfamil Premium COMPLETE 3 se recomienda a niños de 1 a 3 años, siempre formando parte de una dieta equilibrada y variada. Contiene una mezcla especial de AAL, hierro, calcio, zinc y vitaminas, necesarios para el desarrollo y el crecimiento normales del niño.

  • El hierro favorece un desarrollo psicomotor normal, así como las funciones cognitivas e inmunológicas
  • El calcio es imprescindible para que los huesos adquieran dureza, resistencia y elasticidad
  • El zinc y el ALA* contribuyen a un crecimiento normal
  • Las vitaminas contribuyen al normal desarrollo y crecimiento del bebé, como las vitaminas D y C para el sistema inmunitario, y las vitaminas B1 y B6 para el funcionamiento normal del sistema nervioso

*Con una ingesta de 2 g de ácido alfa-linolénico al día.

Artículos relacionados

Cómo alimentar a un bebé prematuro

Los bebés prematuros tienen necesidades de alimentación especiales. Más información sobre sus necesidades de alimentación. La lactancia materna proporciona la...

Leer más

Desarrollo motor a partir de los 24 meses

Más información sobre la manera de favorecer el desarrollo físico, la coordinación de las manos y los ojos y la...

Leer más

Movimiento

Actividades que estimulan el desarrollo físico a partir de los 24 meses de edad. La capacidad física de tu hijo...

Leer más

Actividades para estimular el desarrollo d...

Jugar con tu hijo es la mejor forma de promover su desarrollo cognitivo. Usa estas técnicas y actividades para estimular...

Leer más