Buscar

Los síntomas y etapas del parto

Los síntomas y etapas del parto

El momento del parto es la etapa final del embarazo y, también, es el momento que más preocupa a las madres. Es por ello que conocer los síntomas y las etapas del parto te ayudará a estar más tranquila cuando llegue el momento.

Aunque cada parto es diferente, desde el punto de vista médico, todos pasan por las mismas fases: dilatación, expulsivo y alumbramiento. A continuación, vamos a conocer los síntomas del parto, las fases del parto y los cuidados principales de la madre después de dar a luz.

Síntomas de parto: cómo aprender a identificarlos

A pesar de que tengamos una fecha aproximada de parto, ésta puede cambiar en cualquier momento. Es por eso que saber cuáles son los síntomas del parto te ayudará a reaccionar de la forma más adecuada y a sentirte más preparada.

Cómo son las contracciones de parto

Las contracciones del útero se producen durante casi todo el embarazo. No obstante, cuando ocurren durante el final del embarazo constituyen uno de los principales síntomas de parto, pero ¿cómo son? Una vez que el cuello del útero está borrado, las contracciones comienzan a ser más seguidas, al principio, se producirán cada veinte minutos, luego cada quince y, al final, cada diez y cada cinco minutos.

Las contracciones, por norma general, suelen durar 60 segundos y pueden desaparecer al cabo de un rato. En estos casos, se tratará de una falsa alarma. Cuando las contracciones se repitan de manera más frecuente, durante más tiempo y duren 40 segundos, habrá llegado el momento de ir al hospital.

Síntomas de parto días antes

Unos días antes del parto, es posible que empieces a notar algunas señales que te advierten de que el momento de dar a luz está a punto de llegar. ¿Cuáles son esos síntomas?:

  1. Aumento de las contracciones: ya hemos comentado que las contracciones se suelen repetir a lo largo del embarazo de forma leve. No obstante, en los últimos días del embarazo, notarás unas contracciones más fuertes e incluso dolorosas llamadas contracciones Braxton-Hicks.
  2. Sensación de peso bajo el vientre.
  3. Aumento de las secreciones vaginales.
  4. Dolores de espalda más intensos.
  5. Expulsión del tapón mucoso.

Etapa 1: comienzo del parto y dilatación

El comienzo del parto tiene lugar, por norma general, cuando se produce la ruptura del saco amniótico o bolsa de agua. El parto puede empezar horas después de que la bolsa de agua se rompa, pero se debe acudir al hospital en cuando la bolsa se rompa. Si el parto no comienza 24 horas después de esta rotura, se deberá inducir el parto a la madre.

La primera fase del parto suele ser la más larga, pero también la menos intensa. Esta etapa estará marcada por la dilatación del cuello del útero y las contracciones pasan a ser más frecuentes (cada 3 o 4 minutos). Para llegar hasta la expulsión del bebé, el útero se deberá dilatar por completo hasta los 10 centímetros. Una vez llegados a este punto, la mamá podrá empezar a empujar.

Etapa 2 del parto: nacimiento del bebé

Cuando se llegan a los 10 centímetros, la madre entrará al paritorio y comenzará el proceso del parto. Tendrá que empujar durante las contracciones para que el bebé pueda pasar por el cuello del útero y salir al exterior.

El tiempo dependerá de cada madre. En algunos casos, el nacimiento del bebé puede durar 2 horas, pero en otros puede durar 15 minutos.

Etapa 3 del parto: expulsión de la placenta

Para dar por finalizado el parto, se deberá expulsar la placenta. La madre tendrá que volver a empujar, sentirá un poco de presión y contracciones, aunque un poco más leves. Esta última etapa es muy rápida y sencilla.

Recuperación y cuidados después del parto

Dar a luz a un bebé es una de las cosas más maravillosas, pero también de las más agotadoras. La recuperación es un proceso lento, pero no imposible. ¿Cuáles son los cuidados principales tras el parto?:

  • Guardar reposo durante, al menos, 10 días, especialmente si el parto ha sido por cesárea.
  • Tener una alimentación sana y variada, prescindiendo de comidas picantes, especias fuertes o grasas animales.
  • Añadir un complejo vitamínico, importante cuando se da el pecho.
  • Se puede usar una faja abdominal de comprensión moderada para tener la zona abdominal más sujeta.
  • Realizar algunas actividades moderadas como, por ejemplo, andar o nadar.
  • Se recomienda no mantener relaciones sexuales de cuatro a seis semanas después del parto, aunque dependerá de la recuperación de cada mujer.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía

  • Bruce M. Carlson. Embriología humana y biología del desarrollo.
  • Asociación “El parto es nuestro”.
  • Atención al Parto Normal. Guía dirigida a mujeres embarazadas, a futuros padres, así como a sus acompañantes y familiares.

Artículos relacionados

Ejercicio durante el embarazo

Conoce métodos para permanecer activa y realizar ejercicio seguro durante el embarazo. Se ha demostrado que el ejercicio durante el...

Leer más

Hitos del noveno mes de embarazo

En la semana 37, el bebé se considera que está a término y preparado para vivir fuera del útero. Conoce...

Leer más

Cambios del tercer trimestre de embarazo

Conoce cómo gestionar la creciente demanda de esfuerzo físico del último trimestre de embarazo. A medida que entras en la...

Leer más

Indicaciones de nutrición para el tercer t...

Descubre qué nutrientes debes consumir o evitar para mantener un embarazo sano y contribuir al crecimiento y desarrollo de tu...

Leer más