Buscar

Acidez en el embarazo: síntomas y cómo aliviarla

Aunque nunca antes hayas notado acidez, durante el embarazo es bastante común sentir ardor de estómago, acidez y reflujo, especialmente a partir del segundo trimestre. Así que si en estos momentos sientes molestias en el estómago, no te preocupes, está dentro de la normalidad. Eso sí, ante cualquier duda, coméntalo con tu especialista o matrona para descartar otro tipo de anomalías en el embarazo.

Durante el tercer trimestre será cuando sufras más ardor de estómago, ¿por qué? Porque la presión del útero sobre el estómago es mucho más notable. Así que si notas molestias, ardor o acidez, es común en las embarazadas. Sigue leyendo para descubrir cómo aliviar la acidez y el ardor de estómago en el embarazo.

Causas de la acidez en el embarazo

¿Cuáles son las causas de la acidez y los ardores en el embarazo? Es imprescindible que tengas en cuenta que, durante el embarazo, los cambios hormonales que sufren las mujeres favorecen la acidez en el estómago. Al comienzo del embarazo, el cuerpo produce una gran cantidad de estrógenos y de progesterona. Estos relajan la musculatura del organismo, incluyendo la zona gastrointestinal. ¿Qué quiere decir esto? Pues que los alimentos bajarán de forma más lenta y hará que tus digestiones sean mucho más pesadas.

En el último trimestre, como hemos adelantado, además, el útero ejerce presión en el estómago. Esto provoca que el ácido gástrico llegue al esófago lo que produce mucha acidez y reflujo durante el periodo de gestación. La sensación cambiará dependiendo del momento y de cada mujer, pero más del 50% de las mujeres suelen sufrir acidez en alguno de los meses del embarazo.

Asimismo, suele aparecer tras las comidas o al acostarse. No es una afección peligrosa, pero sí muy molesta, tanto si estás embarazada como si no lo estás. Además, es posible que, en un principio, no sepas qué te está pasando y te preocupes debido a que no habías sufrido antes acidez o ardor en el estómago.

Síntomas de acidez y ardor de estómago

La acidez y el ardor de estómago vienen acompañados de los siguientes síntomas:

  • Problemas para conseguir tragar la comida.
  • Dolor de garganta.
  • Producción excesiva de saliva.
  • Dolor en el pecho debido a la quemazón.
  • Sensación de ‘fuego’ en la boca del estómago.
  • Sabor ácido o amargo en la boca.
  • Pérdida de peso.
  • Sensación de fatiga o náuseas.

Recuerda consultar con tu médico si los ardores de estómago persisten durante varios días seguidos.

Cómo aliviar el ardor de estómago y la acidez durante el embarazo

Si tienes ardor de estómago durante el embarazo, existen algunos trucos y remedios para aliviar los síntomas de la acidez. Vamos a conocerlos para que puedas ponerlos en práctica:

  • Cuando notes acidez de estómago, bebe agua en pequeñas cantidades. Esto hará que la acidez del estómago se diluya en pequeñas cantidades.
  • Las frutas y verduras frescas, como el plátano, te ayudarán a aliviar todos los síntomas del ardor de estómago.
  • Masaje en el vientre. Los pequeños masajes harán que te relajes y, por tanto, que disminuya la acidez. El ardor de estómago puede aparecer por el estrés, así que lo mejor es relajarse.
  • Descansa. No descansar puede provocar que la acidez de estómago persista. Procura descansar a menudo, especialmente si tu estado de gestación es avanzado.

Estos son sencillos remedios caseros para la acidez y el ardor de estómago en el embarazo que pueden ayudar a reducir los síntomas considerablemente.

¿Se puede evitar la acidez y los ardores en el embarazo?

Hay varias formas de evitar el ardor de estómago durante el embarazo y la mayoría de ellas son muy sencillas de seguir. Así que si quieres evitar la acidez de estómago en el embarazo, sigue estos consejos:

  • No comas comidas demasiado grasientas ni copiosas. Es mucho mejor tomar alimentos frescos y libres de grasas o salsas.
  • Come más veces al día. Reparte tus comidas a lo largo del día. Lo ideal es comer de cinco a seis veces al día como mínimo durante el embarazo.
  • Come despacio. Comer de forma muy rápida no es nada recomendable en ninguna circunstancia, ya que, además, ayuda a coger peso. ¿Cómo comer más despacio? Masticando más.
  • Evita la ropa ceñida, puesto que puede presionar la zona del abdomen.
  • No te acuestes inmediatamente después de comer. Deja pasar, al menos, dos horas entre la comida y el sueño.
  • Duerme con la cabeza elevada. Evita dormir en plano, ya que así evitarás tener reflujos durante la noche.
  • No fumes. El tabaco, además de perjudicar al bebé, te hará padecer aún más el ardor de estómago.
  • Evita las bebidas con cafeína.
  • Sigue una dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento, que es un causante de los ardores de estómago durante el embarazo.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Bibliografía.

 

     

    Artículos relacionados

    Alimentación en el embarazo: las proteínas

    Al igual que el resto de nutrientes, las proteínas también son necesarias y esenciales durante el embarazo, y es que...

    Leer más

    Omega-3 en el embarazo: para qué sirve y a...

    Durante el embarazo es importante obtener la dosis adecuada de nutrientes para el correcto desarrollo del bebé. Uno de esos...

    Leer más

    Vitamina D en el embarazo: beneficios y có...

    La vitamina D es uno de los micronutrientes más importantes para nuestro organismo, por ello es fundamental garantizar su aporte...

    Leer más

    Fibra dietética en el embarazo

    Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan diariamente cantidades adecuadas de nutrientes esenciales para favorecer el crecimiento y...

    Leer más