Buscar

Alimentación para embarazadas con necesidades especiales

Tener una buena alimentación durante el embarazo es fundamental para que el futuro bebé se desarrolle correctamente. No importa el tipo de alimentación que lleves o si debes seguir una dieta para embarazadas con necesidades especiales. Lo importante es recoger todos los nutrientes necesarios para que el desarrollo del feto sea el adecuado.

A continuación, vamos a conocer una serie de dietas especiales para saber qué comer durante el embarazo en estos casos.

Dieta para embarazadas de más de 35 años

Hoy en día es casi más común tener un hijo después de los 35 años que antes. A partir de esta edad, existe un riesgo mayor tanto para la madre como para el bebé, y es por eso por lo que los cuidados deben ser mucho más exhaustivos. Una dieta saludable, por ejemplo, ayudará a reducir las posibles complicaciones y le dará al bebé lo que necesita.

Añade a tu dieta un extra de productos lácteos, como la leche o el yogur, y más frutas y verduras. Las frutas y las verduras te darán ese extra de nutrientes que necesitará el feto durante todo el embarazo.

Evita el alcohol, el tabaco, los medicamentos y los pescados altos en mercurio, ya que es un metal que puede ser dañino para el bebé.

Dieta para embarazadas vegetarianas o veganas

Seguir una dieta vegetariana o vegana durante el embarazo es posible siempre que se mantengan los niveles de nutrientes necesarios. Si es tu caso, tendrás que seguir las recomendaciones que te indique tu médico en cuanto a vitaminas y minerales. Por lo demás, si sigues una alimentación equilibrada no tendrás ningún tipo de problema.

¿Cuáles son los mejores alimentos? Las verduras de hoja verde, las legumbres, los cereales y las bebidas de soja enriquecidas con calcio. Además, también se recomienda tomar el sol, al menos, treinta minutos cada día para aprovechar la vitamina D natural.

Recuerda visitar a tu ginecólogo y comentarle todas las dudas acerca de tu dieta si eres vegetariana o vegana.

Dieta para embarazadas con diabetes gestacional

Si te has practicado el test de O’Sullivan y tienes diabetes gestacional, deberás cuidar un poco más tu dieta para que esa diabetes no se vuelva crónica. Se eliminarán los alimentos que elevan la glucemia como, por ejemplo, el azúcar, la panela, la melaza, las mermeladas, las jaleas, los refrescos, los zumos, la fruta desecada o la bollería comercial.

En cambio, se añadirán a la dieta más vegetales, pescado blanco, carnes magras y grasas saludables como, por ejemplo, los frutos secos o el aceite de oliva virgen extra.

Por otra parte, se deberá controlar la ingesta de fruta, los lácteos, el pan, los cereales e incluso las legumbres.

Dieta para embarazadas con sobrepeso

Cuando existe un exceso de peso durante el embarazo, se aumentan las posibilidades de que aparezcan algunas complicaciones, como la preeclampsia o la diabetes gestacional. Es por ello por lo que cuidar la alimentación y saber qué comer durante el embarazo es muy importante.

En el caso de la dieta para embarazadas con sobrepeso, hay que evitar a toda costa las comidas con más grasas. Se deberán eliminar los zumos, los refrescos, la bollería, el azúcar y algunos tipos de fruta con un índice glucémico muy elevado, como el mango.

En este tipo de dieta lo importante es el método de cocción. Hay que evitar cocinar alimentos fritos y comer carnes bajas en grasa, como el pavo, cocinado a la plancha. Verduras al vapor, pescado al horno…, nada de cocinar con demasiado aceite. Además, también se recomienda controlar la ingesta de hidratos de carbono, como la pasta, siempre serán mejor los integrales.

En el embarazo con sobrepeso también se recomienda caminar media hora al día para mantener el peso controlado.

Dieta para embarazadas de gemelos

La dieta para embarazada de gemelos deberá ser mucho más elaborada, ya que, al tener a dos bebés formándose en el útero, pueden presentarse deficiencias de algunos nutrientes. ¿Qué hay que comer cuando se esperan gemelos?

El hierro es uno de los nutrientes que más suele faltar en un embarazo gemelar. Es por eso por lo que es importante  tomar extra de hierro con carnes rojas, yemas de huevo o moluscos. Eso sí, evita comer este tipo de alimentos con lácteos, puesto que la absorción del hierro no se podrá realizar correctamente.

También deberás aumentar la ingesta de calcio con alimentos naturales como las acelgas, el berro, los garbanzos, los higos secos, las avellanas o el pulpo.

Recuerda cocinar bien todos los alimentos, como las carnes rojas, y procurar que no queden crudas.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Bibliografía: 

  • Organización Mundial de la Salud.
  • Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social.
  • En Familia, un proyecto de la Asociación Española de Pediatría.

 

Artículos relacionados

Alimentación en el embarazo: las proteínas

Al igual que el resto de nutrientes, las proteínas también son necesarias y esenciales durante el embarazo, y es que...

Leer más

Omega-3 en el embarazo: para qué sirve y a...

Durante el embarazo es importante obtener la dosis adecuada de nutrientes para el correcto desarrollo del bebé. Uno de esos...

Leer más

Vitamina D en el embarazo: beneficios y có...

La vitamina D es uno de los micronutrientes más importantes para nuestro organismo, por ello es fundamental garantizar su aporte...

Leer más

Fibra dietética en el embarazo

Las mujeres embarazadas y en período de lactancia necesitan diariamente cantidades adecuadas de nutrientes esenciales para favorecer el crecimiento y...

Leer más