El mayor crecimiento del cerebro ocurre a los 3 años, y el DHA es un elemento fundamental para esto. Por esta razón es importante incluir DHA en la dieta de tu bebé desde muy temprano en la vida.

¿Qué es el DHA?

El DHA (acrónimo de ácido docosahexaenoico) es un ácido graso omega-3 específico que está presente en la leche materna. Es un componente natural de la dieta del bebé. Estudios clínicos han demostrado que el DHA desempeña una función crucial en el desarrollo visual normal de los lactantes.

¿El DHA y tu bebé?

El DHA es un elemento estructural fundamental para los ojos del bebé. En el momento de nacer, la visión se encuentra en la fase inicial del desarrollo, y hasta después de 6 semanas el niño no empieza a reconocer la cara de la madre. A los 12 meses, el niño es capaz de enfocar su juguete favorito al otro lado de la habitación. La visión del niño continúa desarrollándose hasta los cincos años aproximadamente. El DHA favorece el desarrollo normal de la visión en el niño.

¿Qué cantidad de DHA necesito durante la lactancia?

La ingesta de DHA (ácido graso omega-3) por la madre durante el embarazo y el período de lactancia contribuye al desarrollo normal del cerebro y la vista del recién nacido alimentado con leche materna. Cuando nazca el bebé, recibirá el DHA de la leche materna, por lo que conviene que sigas tomando pescados azules como salmón, atún o caballa, o suplementos. Las mujeres en período de lactancia necesitan tomar diariamente 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para adultos (250 mg de DHA y EPA).

¿Qué cantidad de DHA necesitan los lactantes alimentados con fórmula infantil?

La leche materna contiene por término medio un 0,32 % de DHA (omega 3) del total de ácidos grasos. Si lo alimentas con fórmula infantil, puedes optar por una fórmula que contenga DHA.

¿Qué tal Enfamil?

La leche de continuación Enfamil Premium 2 contiene un 0,3% de DHA de ácidos grasos totales. Estudios científicos realizados con las fórmulas de Enfamil han demostrado que un 0,3% de DHA es la concentración necesaria para favorecer el desarrollo visual normal del bebé. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha establecido también que esa concentración es la adecuada para el desarrollo visual normal del lactante. Esta fórmula, unida a una dieta variada, aporta 100 mg de DHA al día, la ingesta diaria recomendada para lactantes de 6 a 12 meses.

 

Aviso importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé. En caso de que la lactancia materna no sea posible, Enfamil Premium 2 es adecuado para bebés mayores de 6 meses, como parte de una dieta variada. Antes de cambiar a la alimentación con fórmulas artificiales, consulta al pediatra.

 

Bibliografía:                                                                                                    

  1. Contiene al menos un 0,3% de ácidos grasos totales en forma de DHA
  2. El Diario de la EFSA 2009, 941:1-14
  3. Morale y cols. Early Hum Dev 2005, 81:197-203
  4. Hoffman y cols. J Pediatr 2003,142:669-77