Buscar

Cómo y cuánto duerme un bebé de 3 meses

Cómo y cuánto duerme un bebé de 3 meses

Durante los primeros meses los bebés se desarrollan muy rápido. Su cuerpo y su comportamiento cambian de manera constante. A los 3 meses, sus movimientos son más coordinados y comienzan a ser más curiosos con todo lo que les rodea. Por este motivo, están más pendientes de nosotros y responden ante diversos estímulos. Además, experimentan cambios en su sueño, lo que puede afectar al descanso de los papás y las mamás.

En este artículo te contamos cómo dormir a un bebé de 3 meses. También veremos cuántas horas de sueño son normales a esta edad.

¿Cuánto suele dormir un bebé de 3 meses?

El sueño es la actividad principal de un bebé. Durante los primeros meses de vida, los pequeños necesitan descansar casi todo el día. Mientras duermen, asimilan lo que han aprendido. Se trata de un proceso fundamental para la maduración física y psicológica.

A los 3 meses, el bebé comienza a cambiar sus hábitos de sueño. Durante esta etapa del desarrollo, el sueño nocturno aumenta ligeramente, mientras que las siestas diurnas son cada vez más breves. Se debe a que el bebé empieza a diferenciar el día y la noche. También está aprendiendo a relacionar el sueño con la oscuridad y el silencio.

A partir de los 3 meses, además, los bebés reducen la cantidad de tiempo que dedican a dormir. Por este motivo, observaremos que duerme un poco menos que antes, aunque sigue dedicándole muchas horas. Entonces, ¿cuánto duerme un bebé de 3 meses? ¡Vamos a verlo!

Cuántas horas tiene que dormir un bebé a los 3 meses

Responder a cuánto duerme un bebé de 3 meses es complejo, ya que depende de muchos factores. Cada bebé tiene un ciclo de sueño diferente que va desarrollando a medida que crece. En él influyen tanto su biología y genética como la actitud de la familia frente al sueño.

Lo ideal es que los pequeños duerman todo el tiempo que necesiten. A los 3 meses, se calcula que deben ser unas 15 horas al día. Sin embargo, hay bebés que duermen menos y bebés que duermen más. Por lo que no debes preocuparte si el sueño de tu hijo/a se aleja un poco de esta cifra.

Debido a problemas de salud o situaciones de estrés en casa, puede que el bebé no esté durmiendo lo necesario. Cuando esto ocurre, puede aumentar su irritabilidad y verse afectado su desarrollo. Por este motivo, hemos preparado unos consejos sobre cómo dormir a un bebé de 3 meses. 

Qué hago si mi bebé duerme poco

Cada bebé tiene un ciclo de sueño propio que debemos respetar. En ningún caso se deben forzar los tiempos de sueño y vigilia, aunque los papás tienen que establecer el clima apropiado para que el pequeño desarrolle su ritmo de sueño.

Cuando un bebé duerme menos de lo que necesita, se pueden tomar una serie de medidas. Por ejemplo, es recomendable establecer ciertas rutinas para ayudarle a conciliar el sueño. Se trata de realizar siempre los mismos actos antes de dejarle en la cama o la cuna. Así, los asociará con dormir y comenzará a tener somnolencia.

También es importante que duerma en un lugar más o menos fijo, preferiblemente la habitación, la cual tiene que estar aireada y a una temperatura adecuada, así como contar con una cuna cómoda. Por el día debe tener luz, mientras que por la noche el bebé debe permanecer a oscuras y en silencio. De esta manera, podremos favorecer el sueño nocturno.

En cualquier caso, si notas que tu bebé tiene problemas para dormir, es fundamental que acudas a un pediatra. Un profesional podrá darte los mejores consejos sobre cómo dormir a tu bebé de 3 meses.

Mi bebé duerme mucho, ¿es bueno?

El tiempo de sueño de un bebé depende de su actividad física, el hambre y si están experimentando un crecimiento más o menos intenso. Además, debido a su propio ciclo de sueño, los bebés pueden ser más o menos dormilones. Por este motivo, no debemos preocuparnos si duerme mucho, salvo que sea un caso muy excepcional.

La lactancia influye en el sueño

La alimentación también puede influir en cuánto duerme un bebé de 3 meses. Uno de los motivos principales por los que se despiertan es el hambre. Por ello, también podemos regular su sueño estableciendo un horario de las tomas.

El sueño también depende del modo de la alimentación. El número de tomas y el horario influirá en el inicio y mantenimiento del sueño. Los bebés que toman leche materna se alimentan de manera más frecuente, por lo que tardan menos tiempo en despertarse, aunque luego tardan menos tiempo en volver a dormirse después de la toma.

Pese a esto, es importante tener en cuenta que, a los 3 meses, la Organización Mundial de la Salud recomienda únicamente la lactancia materna.

 

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía

  • Asociación Española de Pediatría, A. E. (2013). Guía Práctica para padres. Desde el nacimiento hasta los 3 años.
  • Kramer MS, Kakuma R. (OMS) (2012). Optimal duration of exclusive breastfeeding. Cochrane Database of Systematic Reviews, Issue 8. Art. No.: CD003517. DOI: 10.1002/14651858.CD003517.pub2.

Artículos relacionados

Mi bebé mueve mucho la cabeza, ¿por qué?

Durante los primeros años de vida del bebé, es muy habitual que los papás se preocupen porque observan ciertos movimientos...

Leer más

¿Cuándo empieza a gatear el bebé?

Muchas mamás nos preguntamos cuándo comenzará nuestro bebé a gatear por primera vez, cómo lo hará, si le resultará difícil...

Leer más

Mi bebé se mueve mucho, ¿es normal?

Cada bebé es diferente, es por ello por lo que hay bebés que son más activos y que necesiten mucha...

Leer más

Mi bebé tiene tos, ¿qué hago?

A pesar de que la tos del bebé es bastante habitual, los síntomas de la tos pueden llegar a preocupar...

Leer más