Buscar

¿Cuántos biberones debe tomar un bebé de 6 meses?

¿Cuántos biberones debe tomar un bebé de 6 meses?

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, pero cuando esta no es posible, la leche en fórmula es el sustituto adecuado. No obstante, a partir de los 6 meses los bebés comienzan a tener una dieta diversificada en la que se introducen alimentos sólidos al tiempo que muchas madres deciden comenzar con la lactancia artificial. Durante este cambio es muy normal preguntarse cuántos biberones debe tomar un bebé de 6 meses.

Por ello, a continuación, vamos a explicar la cantidad de leche para un bebé de 6 meses y, por consiguiente, cuántos biberones tendría que tomar al día como parte de una dieta diversificada.

Cantidad de biberones que debe tomar un bebé de 6 meses

A partir de los 6 meses de edad, el bebé pasa de la lactancia exclusiva a la dieta diversificada. Esto quiere decir que la leche será un complemento de la alimentación y no su alimentación exclusiva.

Es importante seguir en cada caso las instrucciones del etiquetado de la leche en fórmula para saber la cantidad de biberones que debemos dar al bebé al día, así como la cantidad de leche en polvo que hay que usar en cada uno de los biberones.

Por ejemplo, en el caso de la leche en fórmula Enfamil Premium 2, serán 3 tomas a partir de los 6 meses y de 2-3 tomas a partir de los 8 meses, como se puede ver en la tabla de abajo. Es importante no cambiar ni modificar la cantidad de leche en fórmula o de biberones sin consultar antes al pediatra.

cantidad biberones bebe 6 meses_Enfamil

¿Cómo saber si la leche que toma mi bebé de 6 meses es suficiente?

Si te preguntas si la cantidad de leche que toma tu bebé de 6 meses es suficiente, existen ciertos signos o señales que te indicarán que tu bebé está totalmente satisfecho con la cantidad de leche que toma a diario.

El bebé crece y aumenta de peso con normalidad

Una de las señales más claras a la hora de saber si la leche que toma tu bebé es suficiente, es el aumento de peso y de tamaño. En las consultas pediátricas periódicas, el especialista te indicará si tu bebé está creciendo y aumentando de peso según la media, sin embargo, si notas que el bebé no crece o no aumenta de peso lo suficiente, consulta al médico para una evaluación profesional.

Moja los pañales con normalidad

Si tu bebé está tomando los biberones adecuados para su edad, mojará el pañal de forma regular, pudiendo llegar a unas seis o siete veces al día, incluso más. Además, las deposiciones del bebé también serán correctas. Consulta con el pediatra ante cualquier anomalía que se presente.

Queda satisfecho tras las comidas

Algunos signos que te indicarán que tu hijo se queda satisfecho tras las comidas son:

  • Vuelve la cara al biberón o a la cuchara con comida sólida, evitándolos.
  • Comienza a jugar.
  • Se distrae fácilmente y pierde el interés por comer.
  • Comienza a quedarse dormido mientras come.
  • Succiona de la tetina mucho más despacio.
  • Extiende sus brazos y/o piernas.

leche de continuación Enfamil

Comprar ahora

¿Qué hacer si el bebé pide más biberones?

Hay ocasiones en que algunos pequeños piden más biberones de la dosis recomendada por el fabricante. ¿Qué hacemos en ese caso? No todos los bebés son iguales y es por eso por lo que, aunque sigas las instrucciones del fabricante y el bebé tenga una dieta diversificada, es posible que necesite comer más o que prefiera un alimento antes que otro.

Si el pequeño te pide más comida, no aumentes la dosis de leche en fórmula sin antes haber consultado con el pediatra. El especialista te pautará las tomas que tu bebé necesita para sentirse satisfecho. Así que, si notas alguna señal que te indique que tu bebé se queda con hambre, acude al pediatra.

Ahora bien, ¿cuáles son las señales que nos indican que el bebé tiene más hambre y que puede necesitar más biberones o comida?

  • Una de las señales del bebé cuando tiene hambre es que gira la cabeza hacia un lado buscando el pecho o que gira la cabeza de un lado a otro buscando el biberón, según los meses que tenga. Mientras gira la cabeza, también hará un movimiento de succión.
  • Antes del llanto, el bebé también puede sacar la lengua de forma constante y chasquear la lengua, parecido a cuando succiona la tetina del biberón.
  • Succionar con fuerza sin tener nada en la boca es otra de las señales claras de que el bebé quiere comer.
  • Si el pequeño está muy inquieto, habrá llegado el momento de darle de comer. Esta suele ser una de las primeras señales que indican que un bebé tiene hambre. Incluso puede mostrarse inquieto cuando aún está dormido.