Buscar

Problemas frecuentes en la lactancia materna en los primeros días

Problemas frecuentes en la lactancia materna en los primeros días

La leche materna es el mejor alimento que podemos darle al bebé durante sus primeros seis meses de vida. No obstante, existen algunas situaciones en las que la lactancia materna no se consigue de primeras. Esto ocurre especialmente en aquellas mamás que tienen niños por primera vez. Pero no te preocupes. Si lo que deseas es alimentar a tu bebé con leche materna, podrás hacerlo.

A continuación, vamos a conocer algunos de los problemas de la lactancia materna con sus posibles soluciones. Eso sí, recuerda consultar con el especialista ante cualquier síntoma.

Mastitis y lactancia materna

La mastitis es una inflamación del tejido mamario que suele conllevar una infección. Esta inflamación puede provocar dolor, hinchazón, calor y enrojecimiento en la zona del pecho. Suele ocurrir durante la lactancia materna, aunque hay mujeres que lo sufren sin necesidad de estar en un periodo de lactancia.

Por qué se produce la mastitis

La causa más común de mastitis es la obstrucción del conducto mamario. Para que esto no ocurra, es necesario que el pecho se quede vacío por completo. La obstrucción hará que la leche al no tener un conducto de salida se retenga y es entonces cuando se producirá esa infección.

Sin embargo, la anterior no es la única forma en la que se puede producir la mastitis. Las bacterias que tenemos en la piel pueden introducirse por alguna grieta del pecho y  encontrar en la leche el medio para multiplicarse.

Tratamiento para la mastitis

Si crees que sufres de mastitis, es importante que acudas al médico para que te proporcione el tratamiento adecuado. El tratamiento de la mastitis implica la toma de antibióticos y analgésicos. Es muy importante tomar todos los medicamentos que el especialista recomiende, y no detener el tratamiento sin su consentimiento.

Obstrucción de leche materna

La obstrucción de leche materna es uno de los problemas frecuentes en los primeros días de lactancia. Esta obstrucción está causada por alteraciones de bacterias capaces de formar biofilms. ¿Qué significa esto? Pues que estas bacterias se acumulan en las paredes de los conductos y acaban taponándolos.

Síntomas de la obstrucción de la leche materna

Cuando se produce una obstrucción de leche materna suele aparecer un endurecimiento en la zona, enrojecimiento e incluso un pequeño bulto. No obstante, por norma general, solo aparece el dolor. No es tan grave como una mastitis, pero es importante ponerle solución pronto.

Qué hacer ante una obstrucción de leche materna

El remedio en este caso es muy sencillo. Tan solo hay que seguir con la lactancia. Esto hará que la obstrucción, debido a la succión del bebé, se termine. Puedes dar algunos masajes en la zona para ayudar a eliminarla.

Grietas en el pezón

Las grietas son uno de los problemas del pezón durante la lactancia. Son heridas que se producen en el pezón debido a una succión incorrecta o mala posición. Para el bebé nada cambiará, ya que podrá seguir comiendo, pero para ti será doloroso e incómodo. Esto no ocurrirá si el bebé está bien colocado a la hora de mamar.

¿Qué hacer si tienes griegas en el pezón?

La mejor recomendación es que vayas a un especialista en lactancia. Él será la persona adecuada para aconsejarte acerca de dar el pecho. Te dirá cómo colocar al bebé y te enseñará trucos para que el pequeño abra bien la boca y se  enganche de forma sencilla a la aureola.

Otros problemas durante la lactancia

Existen otros problemas que se pueden dar durante la lactancia materna. El tener poca leche durante este periodo es uno de ellos. También se puede dar el caso contrario, producir demasiada leche durante las primeras semanas. El rechazo del pecho, los hongos o no encontrar la postura adecuada pueden ser otros inconvenientes en las primeras semanas.

Consulta siempre al experto en lactancia o a tu médico. Ellos sabrán recomendarte y te darán las mejores opciones para tu caso.

Recomendaciones generales

Si estás padeciendo alguno de estos problemas de la lactancia materna, no te preocupes. Ármate de valor, de paciencia y de mucho amor para no desanimarte. La lactancia no siempre es sencilla. Al principio costará mucho que el bebé coma correctamente, pero con el paso de los días te volverás una experta. Ten mucha paciencia y sé optimista.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

Bibliografía:

  • Organización Mundial de la Salud.
  • Asociación Alba Lactancia Materna (http://albalactanciamaterna.org)