Buscar

¿Es recomendable dar el biberón a demanda del bebé*?

¿Es recomendable dar el biberón a demanda del bebé*?

*A partir de los 6 meses como parte de una dieta diversificada

Una vez introducido, muchas mamás se preguntan si es recomendable dar el biberón a demanda al bebé a partir de los 6 meses como parte de una dieta diversificada a pesar de que esto pueda romper la rutina horaria de sus comidas. ¿Eres una de las mamás que se lo preguntan constantemente? Pues no te preocupes. En este artículo vamos a explicarte cómo puedes gestionar la demanda de leche del bebé para que no afecte a su digestión.

Dar el biberón a demanda como parte de una dieta diversificada, ¿es recomendable?

Tal y como sucede con la lactancia materna, la alimentación con biberón a partir de los 6 meses y como parte de una dieta diversificada, es recomendable que sea a demanda. No es necesario seguir unos horarios fijos, de hecho, es mucho mejor observar al bebé y hacer caso a lo que nos está pidiendo que, en este caso, es el biberón. 

Dar de comer al bebé sin hambre

No es recomendable dar de comer al bebé sin hambre, pero tampoco lo es dejarlo llorar para ofrecerle el biberón. Si esperas a que el bebé llore, encontrarás que tu pequeño está hambriento e irritado, lo que provocará que trague mucho aire al comer y, por ende, produzca gases. 

Con el paso de los días sabrás cuándo quiere comer tu bebé antes de llegar al límite, que sería el llanto. Cada bebé es un mundo, no obstante, existen algunas señales que indican que un bebé empieza a tener hambre:

  • Mover la cabeza de un lado a otro.
  • Abrir la boca.
  • Sacar la lengua.

Ante estos síntomas, lo mejor es ofrecerle al bebé el biberón para comprobar si tiene hambre. Aquí podrás encontrar más información sobre cómo saber si el bebé tiene hambre.

¿Por qué no establecer horarios fijos para el biberón?

Si hacemos demasiado caso a un horario fijo es posible que el bebé acabe teniendo mucha hambre y, por tanto, termine llorando antes de que llegue la siguiente toma. Como hemos comentado, esto es algo que no podemos permitir. Si el bebé llega con mucha hambre a la siguiente toma estará estresado, irritado y muy hambriento, por lo que tomará su biberón con muchas ansias, haciendo que sus digestiones sean más pesadas por ese motivo.

Lo importante siempre será escuchar al bebé y a su cuerpo. Poco a poco te irás acostumbrando a las señales que tu bebé te mostrará cuando empiece a tener hambre. Además, debes tener en cuenta que no siempre tendrá la misma hambre, por lo que no tomará la misma cantidad de leche en cada biberón. Precisamente por esto no es recomendable establecer un horario fijo para darle el biberón al pequeño. Las tomas no siempre son iguales y el hambre del bebé tampoco.

Establecer horarios de consumo habitual

A medida que el bebé vaya creciendo, irás detectando cuáles son sus rutinas diarias a la hora de pedir el biberón. Esto te permitirá ser un poco más previsora y preparar las tomas antes de que las pida. No obstante, no siempre será así. En algunas ocasiones es posible que no quiera comer y rechace el biberón o que pida más comida de la que ya le has dado.

Recuerda que no debes obligarlo a tomarse el biberón como parte de una dieta diversificada si no tiene hambre y que es positivo dar el biberón a demanda del bebé.

¿Qué hacer si el bebé no se acaba el biberón?

Es probable que, en ciertas ocasiones, el bebé no se acabe el biberón. Preparar una cantidad determinada de leche no significa que el bebé vaya a tomársela siempre. En algunos momentos no tendrá tanta hambre y dejará algo de comida. Ten presente que las cantidades son siempre orientativas y que no todos los bebés son iguales a la hora de comer. Mientras que para un bebé las cantidades pueden ser escasas, para otros pueden ser suficientes o excesivas en algunos momentos puntuales. En el caso de tener dudas con la cantidad, consúltalo con el pediatra.

Una vez que conozcas bien a tu bebé, sabrás la cantidad de leche exacta que querrá tomar. Eso sí, tendrás que estar atenta, ya que es posible que, en determinados momentos, el bebé quiera tomar más biberón.

Ahora bien, ¿qué pasa con la leche sobrante? La leche que se queda en el biberón no se recomienda guardar para luego, de manera que lo más adecuado es desecharla si el bebé no tiene más hambre en esa toma.

Tirar la leche que sobra del biberón

La leche que ha estado en contacto con la boca del bebé contiene bacterias que están presentantes en la boca del pequeño de forma natural. Además, la leche, por la temperatura a la que está y por sus nutrientes, es totalmente apta para que crezcan más bacterias. Esto hace que no sea apta para el consumo pasado un rato.

Así que, si te preguntas qué hacer con la leche que sobra de la toma de tu bebé, la respuesta es muy sencilla, desecharla inmediatamente. Es preferible volver a preparar otro biberón a los treinta minutos si el bebé no se ha quedado satisfecho que dar el mismo biberón.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Artículos relacionados

¿A qué horas debo dar de comer al bebé?

Muchas mamás se preguntan cuáles son las mejores horas para dar de comer a su bebé, cuánto tiempo hay que...

Leer más

¿Cuántos biberones debe tomar un bebé de 6...

La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé, pero cuando esta no es posible, la leche en fórmula...

Leer más

¿Qué es la leche de crecimiento?

La leche de crecimiento o preparado lácteo infantil surge como un intermedio entre la leche de continuación y la leche...

Leer más

Magdalenas de plátano: Recetas con Enfamil...

Prueba esta receta de magdalenas de plátano con Enfamil Premium COMPLETE 3 para niños de 1 a 3 años. Magdalenas...

Leer más