Buscar

Mi bebé vomita fórmula infantil a menudo ¿qué hacer?

Mi bebé vomita fórmula infantil a menudo ¿qué hacer?

La regurgitación de la leche en fórmula es más habitual de los que pueda parecer en un principio. Es por eso por lo que, si en algún momento te preguntas por qué mi bebé la vomita, en este artículo te ayudamos a aclararlo explicándote las causas más habituales por las que se produce la regurgitación de leche en fórmula y cuándo acudir al pediatra.

¿Por qué mi bebé vomita la leche en fórmula?

La regurgitación en los bebés puede parecer alarmante, pero ciertamente es algo muy normal en bebés menores de 12 meses. La regurgitación sucede porque el músculo que normalmente retiene el contenido del estómago es aún inmaduro. Al no estar suficientemente desarrollado, aún no es capaz de retener lo que el pequeño ingiere, como por ejemplo la leche en fórmula. Estos vómitos que parecen tan alarmantes, se dan cuando el bebé ingiere algo y luego se mueve demasiado, o bien cuando ha comido hasta llenarse mucho.

Así que si tu bebé regurgita sin llorar y de forma tranquila, no deberás preocuparte porque es algo normal en menores de un año. Es a partir del año cuando el músculo empieza a madurar y a retener el contenido estomacal, por lo que los vómitos se irán haciendo menos frecuentes.

Si este es el caso, no debes estar preocupada por posibles intolerancias, reflujo gastroesofágico o problemas estomacales. No obstante, si prefieres descartar estas condiciones, puedes consultarlo con el pediatra para que le haga un examen a tu hijo y comprobar que todo está bien.

Para evitar que tu bebé vomite la leche en fórmula, es importante que lo mantengas erguido durante las tomas o inmediatamente después de las mismas. También es recomendable que le ayudes a expulsar los gases tras las tomas para evitar que se acumule aire en su estómago, esto ayudará a disminuir el número de vómitos. Si quieres algunas recomendaciones respecto a este proceso, en nuestro artículo Consejos para ayudar al bebé a expulsar gases te las damos.

Cuándo ir al pediatra por las regurgitaciones del bebé

Es normal que, aun sabiendo que son comunes, te preguntes cuándo es el momento de ir al pediatra por las regurgitaciones del bebé. Si tu bebé muestra las siguientes señales aparte de la regurgitación, y sobre todo si esta aumenta, te recomendamos ir al pediatra.

  • Llanto fuerte y/o prolongado durante o tras las tomas.
  • Gestos de dolor.
  • Irritabilidad. 
  • Pérdida de peso.
  • Estancamiento del peso.
  • Ruidos fuertes en la tripa.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea
  • Arcadas y vómitos.

Si tu bebé muestra algunas de estas señales, podría indicar que las regurgitaciones son producto de alguna condición digestiva, por lo que se recomienda acudir al pediatra con tu hijo para que haga un diagnóstico y te dé el mejor tratamiento.

Artículos relacionados

Dar el pecho a mi bebé me resulta doloroso...

Es normal que los pezones estén sensibles durante las primeras semanas, pero la lactancia materna no debe ser dolorosa. Que...

Leer más

¿Cuándo puedo empezar a dar el pecho a mi ...

Aconsejamos intentar y empezar a dar el pecho al bebé lo antes posible después de nacer, preferiblemente durante la primera...

Leer más

¿Cómo doy el pecho?

Comienza por ponerte a gusto y cómoda. Acuna a tu bebé cerca de tu pecho, con su nariz a la...

Leer más

Vuelta al trabajo tras la maternidad: cómo...

Volver al trabajo después de dar a luz puede llegar a ser un momento muy traumático, tanto para el bebé...

Leer más